jueves, 9 de agosto de 2007

LA VIDA SIGUE IGUAL

Detenido. Así me siento ahora mismo


No hay ningún cambio significativo en mi vida de corredor mediocre. Sigo parado. Esta semana empecé a volver, saliendo domingo y martes a caminar-trotar. Con las zapas en los pies todo va a pedir de boca, sin dolor ni molestia. Sigo con el tratamiento con un rigor espartano, tragándome píldora tras píldora y aplicando hielo constantemente, pero por la mañana al levantarme el aquiles me recuerda que no todo va tan bien. No es que me duela, pero siento el puntito molesto, que desaparece a los 10 minutos, pero que se encarga de recordarme mi condición de lesionado. Supongo que si no escucho esa señal y empiezo lo voy a pagar.


Ni siquiera la bici alivia mi desazón deportiva, porque sólo puedo salir con ella con la calma. Si le meto mucha caña también lo noto a la mañana siguiente, no con dolor, pero sí con una molestia perceptiblemente más intensa que la del día anterior.


Por todo esto me dejo mensajes por todas partes recordándome que la prudencia debe ser mi mejor compañera. Trato de ser consciente de que un regreso prematuro al entrenamiento puede tener dos consecuencias, una mala y otra malísima: olvidarme definitivamente del calendario de otoño (que de todos modos tampoco pasaría nada) y sufrir una recaída seria con riesgos de convertir la tendinitis en crónica (eso sí que no me lo puedo permitir mientras no vendan tendones en el Corteinglés).


El mesecito que llevo prácticamente parado me ha jorobado cualquier atisbo de buena forma, y empiezo a marcarme determinados plazos para tomar decisiones con respecto a lo que sigue de competiciones: el 7 de octubre es el medio maratón de Menorca y el 21 el maratón de Palma, para el que estoy inscrito.


Empezando por el maratón, desde el lunes próximo tengo 10 semanas para entrenar. Mi plan es empezar muuuuuy despacio y ver cómo va el pie. Si la molestia se hace sólo un poquito mayor me quito de la cabeza el ir a Palma. Habrá más maratones.


Para el medio maratón me voy a dar un plazo un poquito más corto, puesto que prepararlo "a terminar" puedo hacerlo en 4 semanitas. Todo ello si el dolor ha desaparecido por completo y puedo considerar la lesión como superada. Si no es así, también tengo decidido hablar con los de la organización y ofrecerme a echarles una mano como voluntario, aunque sea a cargar cajas de agua, para devolverles un poquito de lo que ellos nos dan cada año.


Ni que decir tiene que lo de bajar de dos horas en los 21 tendrá que dormir el sueño de los justos, por lo menos de momento.


Eso es todo lo que puedo decir por ahora. El ánimo no está por los suelos porque al final uno hace de tripas corazón y piensa en todo lo que queda por correr, pero está claro que me hubiera gustado andar contando tiradas largas y entrenamientos de subidón endorfínico. Por ahora lo único que puedo decir es que la vida sigue igual.

16 comentarios:

EUCHY dijo...

pues ni modo... te digo como a la SYL, descansa, reposa y cuidate, que te estaré preguntando cómo va la cosa y si te estás tomando todas las pepas, etc...

Un besote, pronto volverás a estar en tus andanzas ♥

SlowPepe dijo...

Se agradecen de verdad, Euchy, esos ánimos. Tomo todo lo que me recetaron con escrupulosa puntualidad, y sólo queda esperar.

Un besote para ti también, y fuerte para que llegue tan lejos.

Carlos dijo...

De niño recuerdo un cómic en el que uno de los personajes siempre decía:

"Igualico, igualico que el defunto de su agüelico"

Pues eso mismo. Yo tengo esas molestias en el aquiles derecho desde tiempos inmemoriales. Es mi punto débil y el que cuido con mimo para que no vaya a más, pero desde hace años, nunca han desaparecido del todo. Lo más que consigo es tenerlas "a raya".

Evidentemente ese es mi caso. El tuyo tendrás que analizarlo, ver las causas y posibles soluciones, fundamentalmente preventivas, como los estiramientos, fortalecimientos, hielo, masajes...

¡Vaya rollo que te he soltado!. Mucha suerte y a por esos objetivos. Y recuerda: despacio también se llega, (y se disfruta más).

Un saludo. ;-) :-)

SlowPepe dijo...

Gracias, Carlos, por esas muestras de aquílea solidaridad. De todos modos preferiría que tu tendón estuviera de maravilla, que ya sabes de quién es consuelo el mal de muchos.

De todos modos ayuda saber que en cierto modo se puede convivir con todo esto. Yo veo aproximadamente las causas del problema: demasiado pronto demasiada velocidad. Por eso el plan ahora es leeeento pero seguro.

Un fuerte abrazo.

ELMOREA dijo...

Muy bueno el dibujo. Tente quieto con tanto entrenamiento y deja de sufrir, con lo bien que se esta en el sofa, amos anda...
Animos, descansos y mas paciencia, tu recuperate para el mapoma a ver si te vemos por aqui, que en Palma, como vayas muy rapido lo mismo te caes al mar y te comen las medusas :)

Jorge Reynal dijo...

Garra animal que todo lo que hagas ahora en pos de la recuperacion es definitivo. No te apures. Siempre hay tiempo para lesionarse otra vez.
El tema del dolorcito: yo me cure una tendinitis de la "grand merde" y todavia siento una molestia cuando le doy duro al entrenamiento de velocidad.

Un abrazo,

Jorge.

German Alonso dijo...

Que putada tío. Lo siento de verdad. Pero has tenido que hacerte daño de verdad para estar así.

Como dicen los demás, relajación, resignación y plantéate de nuevo los entrenamientos, quién sabe, a veces estos descansos le vienen muy bien al cuerpo y dentro de nada te encuentras haciendo tiempos que ni te imaginabas.

Un abrazo y cuídate, Germán.

Luzcecil dijo...

AAyyy, mi consejo de la experiencia, es que si hay dolor NO ENTRENES, no quiero ser aguafiestas ni nada por el estilo, pero cuando me dejo de molestar, dije, pues un trote leve no está mal, pues no estuvo mal, estuvo FATAL, después de tres meses de lesión en el tendón ahora ando con fédula y muletas. Tranqulidad y paciencia, piensa que las consecuencias de quererse apresurar son fatales, ànimo que ya llegará el momento en podamos seguir sumando corridas.

Besos y abrazos desde estas latitudes.

Marcelo dijo...

Animo Pepe! maratones y cojones sobran!

SlowPepe dijo...

AMIGUETES, una vez más, agradezco los buenos deseos y recojo esos consejos sabios. Poquito a poco el pie mejora. Hasta qué punto sólo lo sabré cuando pruebe a entrenar en condiciones. Ya contaré. Hasta entonces, a seguir con el veranito en STOP.

Saludos a todos.

anita dijo...

Que alegria que estes bien de ánimo, es lo importante ¿no? ya vas a ver que el tiempo pasa volando y volvés al ruedo!!

besote

merak dijo...

uysss,pensé que ibas a cantar al julio iglesias "al final, las cosas quedan la gente se va... ".
abrazos

CICLI dijo...

Si no se puede ser optimista pues no se puede , pero lo que es imperdonable es no ser realista , pues ser pesimista es de bobos y tu lo estas siendo con tu lesión.

No todo sigue igual , tu lesión esta mejorando y ademas dentro de los plazos que te dijo el médico va de los más rápidos , estas empezando a correr con continuidad cosa que hace unas semanas era deporte-fición , has mejorado un montón en bici , hace semanas era desesperante salir contigo , tanto en lo físico como en lo sicológico , y ahora ya se puede entrenar contigo , pero
¿TU QUE QUIERES?

Yo tambien quería haber corrido el Ironman de Haway hace 20 años consiguiendo la clasificación por méritos propios cosa que es seguro hubiera conseguido , y no tener que andar solicitando una invitación por ser bipolar , pero tanto en tu caso como en el mio ... y en el de todos los demás hay lo que hay , y no nos soluciona nada pensar en lo que no hay pues con ello no podemos trabajar , solo nos podemos apoyar en lo que hay nos guste o no , en tu caso tu lesión , úsala para hacerte más fuerte.

Carlos dijo...

¡Ostia cicli!, la próxima vez que me sienta bajo de moral me acordaré de tí.

Muchas veces nos hace falta una "bofetada" así para cambiar la perspectiva de nuestra forma de ver las cosas.

No estoy siendo irónico, creo sinceramente que es el comentario que más le va a ayudar a slowpepe.

Un saludo. ;-) :-)

Wild Runner dijo...

Pepe, te vamos a marear con tanto comentario!!!

Bueno, ya en serio, si la evolución que dice tu "coach" es verídica (por tus antiguos post lo parece, de hecho), entonces sí que la cosa va a mejor. Lento, pero mejora.

La putada de todas estas cosas es que son lentas. Hace años, un compañero del conservatorio tuvo una tendinitis en el antebrazo, y él iba para pianista profesional, de esos que tocan 8 ó 10 horas al día y se ganan la vida con eso.

La historia le duró 3 años, años que obviamente perdió porque no podía estudiar ni nada. El caso es que al final se le fue, pero le costó infinitamente más porque cada vez que se veía medio bien hacía brutalidades como tocar toda una tarde entera y cosas así.

Paciencia y seguro que recoges los frutos mucho antes que con las prisas ;)

Un abrazo ;)

SlowPepe dijo...

Mensaje recibido. Estoy de acuerdo prácticamente en todo lo suscrito por vosotros. Mi aquiles dice que también, y que gracias por tantas atenciones. Abrazos múltiples.