domingo, 14 de septiembre de 2008

TERCER ENTRENAMIENTO EN GRUPO

El grupo reunido para la tercera sesión

Estoy empezando a coger el gustillo a esto de los grupos de entrenamiento. Mi ritmo de orgullosa tortuga me suele poner difícil encontrar a gente con la que salir. Desde luego, cuanto más personal juntemos, más posibilidades hay de dar con corredores para el pelotón de cola. Eso es lo que ha sucedido esta mañana.

Como es ya habitual, la cita es en la Plaça des Born de Ciutadella a las 8.00 (de la mañana, que quede claro). Una vez más nos cruzamos antes de salir con algunos noctámbulos para los que todavía es sábado. Estamos en un lugar tan céntrico como de paso de todos aquellos que suben desde los garitos del puerto. Por momentos los raros parecemos nosotros, vestidos de romanos listos para la batalla.

Hacemos las fotos de rigor antes de la salida, porque a la llegada de nuestro autobús la mayoría de corredores va a estar ya en la ducha. Por cierto, el autobús de hoy:

Esa era la idea inicial en cuanto a pasajeros. Hay novedades, está claro. El de azul con gafas y gorra es mi amigo Richy. Quiere hacer su primer medio maratón en octubre. Hace cinco o seis años salíamos a correr juntos preparando el maratón de Barcelona que él nunca corrió. A ver si en 2009 se quita la espinita. Luego están Gelia y Pepe, de mi grupo de corredores de Maó. Por fin han podido venir. Son la pareja que está justo en el centro de la foto. A Pere (de blanco a la derecha) y a mis habituales Margarita y Julio (de rosa y amarillo respectivamente) ya los retratamos en anteriores quedadas. Luego Conchi, a la izquierda con gorra, que salió con nosotros pero se bajó pronto del bus y cogió un taxi. Tampoco terminó Pere con nosotros. Él es un poquito más rápido y encontró su alma gemela con la que pronto desapareció en animada charla. El grandote de negro, ese al que la camiseta le queda corta, soy yo, creo.

6 pasajeros, pues, terminaron en el bus los más de 14 kilómetros sin apenas pérdida que nos metimos entre pecho y espalda. Sólo Gelia notó algunas molestias en la rodilla, pero terminó con el grupo haciendo un esfuerzo. Ni que decir tiene que espero que todo sea una falsa alarma, producto del cansancio muscular y mañana esas molestias hayan desaparecido.

Al acabar, algunos de la élite nos esperaban para la cervecita del "no somos muchos pero somos machos" a la que más de uno le añadió un bocata reglamentario alegando derechos contraídos en un madrugón kilométrico.

Grandísimas sensaciones por mi parte, supongo que porque fuimos todo lo despacito que había que ir, y sobretodo fenomenal el ambiente. Creo que hay que recoger el testigo de estos entrenamientos para procurar llevarlos más allá de lo que es la preparación del medio maratón de Menorca. Ya hablaremos con la organización...

Salud y buenos rodajes a todos.

6 comentarios:

Santi Palillo dijo...

Pepe me alegra mucho que hayas encontrado un grupo numeroso para compartir afición, en grupo todo parece costar menos esfuerzo aunque al final haya que correr lo mismo.

Procurad institucionalizarlo (joer que palabra) y que dure muchos años.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

¡Qué arte! ¡Mira que madrugáis y a pesar de eso os encontráis a gente que viene de correr...! ¡...De correrse una juerga, je, je!

Wild Runner dijo...

Ese pepeeeee!!! Os juntasteis un grupo fabuloso, cuánta gente!!

Me alegro mucho de que estés captando adeptos a esto tan sano de salir a la naturaleza a sudar un poco. Con un conductor como tú seguro que llegaréis muy lejos ;)

Un abrazo

Joan Josep dijo...

El Principe de Asturias te lo tendrían que dar a ti, por lo que estás haciendo en la captación de adeptos al running.
Que bueno eso de rodar con mas gente sin prisas ni presiones.

Un saludo.

Carlos dijo...

ApóstolPepe que te vamos a llamar... A mí, que prácticamente siempre corro solo, también me da una sana envidia el grupete que habéis formado. A cuidarlo.

Saludos. ;-)

SlowPepe dijo...

SANTI: Ya va pareciendo lo vuestro con la Tapia. Ahora faltan entrenamientos nocturnos, que eso de madrugar tanto...

GREGORIO: Es la paradoja del tiempo: unos viven aún en el ayer (no han tocado aún la cama) y otros en el hoy (o era el mañana...)

WILD: Bueno, más que conducir soy el que da la brasa. La cuestión es reclutar adeptos. Poco a poco...

JOANJOSEP: Prefiero el Príncipe de las galletas, esas dobles con relleno de chocolate, jejeje. Para Navidad cuento con salir a rodar contigo, ¿eh?

CARLOS: Es todo gente que prepara el medio (o la media) maratón de Menorca. Aún así me da que habrá que mantener el grupito después de la carrera.

Saludos a todos