viernes, 23 de septiembre de 2011

CAMINO A LANZAROTE (3). CORRAMOS UN POQUITO

Pues el de la izquierda es el menda lerenda, que no una foto hurtada por la red. Correr (o algo bastante parecido) es lo que he hecho más de todo, por lo que el archivo de pruebas gráficas permite obviar el recurso de ilustrar con foto ajena el rollo de hoy.

6+1 maratones (no sé si la del Ironman me cuenta o no) después de haber empezado con esto sigo respetando mucho la distancia, pero el del mazo y yo ya nos conocemos. La paradoja está en que donde más se sufre durante el Ironman es corriendo, y todos seguimos pensando que lo básico es andar bien en bici. Es por el orden de las pruebas. Llegar fundido a la segunda transición es el peor de los augurios, por lo que cuanto mejor ciclista sea uno más opciones de empezar a correr vivo se tienen. Pero hay que correr.

En un Ironman se corre como a mí me gusta. Suele decirse que uno va a encontrarse muy muy lejos de su velocidad máxima y muy muy cerca (o más allá) de su resistencia máxima. Por lo tanto no se trata de ir rápido sino de aguantar dentro de las zapatillas todas las horas que dure el esfuerzo. Por tanto, para alguien que no es rápido pero sí algo masoquista con lo de tirar a ritmo tranquilo hay más opciones.

Debo decir también que en el maratón del Ironman no todo el mundo corre siempre. De hecho pienso que son una minoría los que se chupan los 42.2 sin caminar ni un segundo (quitando aspirantes a podios o a slots para Hawaii). Y caminan tanto los bien organizados como los mal organizados: los primeros porque usan los descansos caminando para comer y beber, y como recuperación programada, aflojando el ritmo en cada puesto de avituallamiento. Los segundos porque no calcularon bien ese ritmo alegre con que hicieron los primeros 150 kilómetros de la bici y se encuentran fundidos en medio de la nada que para ellos es ya ese maratón. Yo soy de los primeros.

En Frankfurt me organicé para caminar en cada avituallamiento, asegurándome de que la reposición calórica y de líquidos fuese óptima, y recuperando un poquito. Entre mi trote y el andar no es que haya demasiada diferencia, pero a mí me sirvió entonces. En honor a la verdad debo añadir que de media carrera en adelante necesité más pausas, pasando a pensar en bloques de 10 minutos de los que corría 9 y caminaba 1.

La preparación del segmento maratoniano no difiere mucho de la que se haría para completar Mapoma. Solo hay que tener en cuenta que no se puede ir más allá de 3 entrenamientos semanales, porque también hay que nadar y montar en bici. La cuarta carrera de la semana es un rodaje de transición después de la tirada larga de bici, que empieza por 15 minutos y termina por 1 hora, para acostumbrar al  cuerpo a correr con las piernas castigadas por el pedaleo.

Poco más puedo contar al respecto. Si acaso mencionar que preparo el segmento de carrera del Ironman  con las debidas cautelas: para un peso pesado como yo correr es muy lesivo, no nos engañemos, y hacerme daño es lo último que quiero durante esta preparación. Por tanto, calidad en el jamón, que yo no pienso pisar el tartán hasta que no pese 20 kilos menos. Circuitos de tierra y poco asfalto.

En fin, Serafín, que MUCHA SALUD Y SBR


6 comentarios:

Antonio Morales dijo...

Tienes las cosas muy claras y eso es fundamental para encarar un reto de este calibre. A por él.

Alex dijo...

Puede que no tengas las mejores condiciones, pero a auto conocimiento y ganas no te supera nadie, y eso querido amigo es mucho

SlowPepe dijo...

ANTONIO: Lo de ir controladito es lo único que me queda. Hay que hacer de la necesidad, virtud.

ALEX: Lo de las condiciones está claro. Me conozco bien (sobretodo en mis miserias) y preparo las cosas, eso sí, con tiempo e ilusión. Es que es lo que nos queda, ¿no? Luego ya veremos la que sale.

Gracias a ambos por los buenos deseos.

mayayo dijo...

Interesante la info y el análisis que compartes, Pepe. Espero te vaya bien, pero a mi esto del TRI sigue sin llamame ni miguita. Donde esté una ultra interminable por esos montes de Dios... :-)

SlowPepe dijo...

MAYAYO: Más que información divulgativa es simple punto de vista personal, desde mi modestísima experiencia. El monte es insustituible, pero cuidado con lo del tri que probarlo es envenenarse. En serio!

Sevda Dere dijo...

viaje a mejor paiz sin duda puede disfrutar su viaje en estambul turquia excursiones en estambul con guia privado Sanata sofia,mezquita azul,palacio topkapi,cisterna basilica,torre galata o grand bazaar mejor tours estambul