martes, 26 de agosto de 2008

SOY CORREDOR

(Traduzco libremente un artículo publicado por John Bingham en la edición americana de Runnersworld).



El Dr. George Sheehan, columnista de Runnersworld y posiblemente el primer filósofo que tuvo el boom del running, escribió una vez sobre la diferencia entre un "runner" y un "jogger", que para él era simplemente la inscripción en una carrera. Esa definición era tan suscinta como atinada. Si estabas lo suficientemente motivado como para participar en una carrera organizada, entonces eras un corredor. Cualquiera que arriesgase su fracaso público sólo para pertenecer a la comunidad de corredores, sin importar cuál era su ritmo por kilómetro, era un corredor. Difícil discutir esa lógica.


Sin embargo, hace algunos meses, un anuncio colgado en esta revista dibujó una línea muy marcada entre corredores y simples joggers. Inmediatamente palpé el descontento profundo de infinidad de lectores con esa distinción. Para mí esas definiciones no tienen demasiado sentido fundamentalmente porque todos aquellos que nos autodenominamos corredores ya sabemos porqué lo hacemos. Vuestras razones pueden ser diferentes a las mías, pero os cuento ahora porqué sé que soy un corredor:


SOY CORREDOR porque mis carreras tienen nombres. Hago carreras a ritmo, hago carreras fartlek, carreras lentas y largas y series en la pista. Mis carreras están definidas, aunque mis abdominales no lo estén.


SOY CORREDOR porque mis zapatillas son equipamiento técnico, no un producto de moda. Para mí, la mejor zapatilla es la que me hace mejor corredor. Escojo la zapatilla que le va a mi biomecánica y forma de correr, no la que le va a mi camiseta y pantalones.

SOY CORREDOR porque no tengo ropa con la que correr. Tengo camisetas técnicas, pantalones técnicos y calcetines técnicos. Mi equipamiento mejora mi experiencia en el correr porque me permite vivirla confortablemente protegido. Puedo decir Coolmax y Gore-tex en la misma frase y saber qué función cumplen cada uno.


SOY CORREDOR porque sé lo que se siente con el esfuerzo y persigo esa sensación. Sé cuándo estoy superando mis límites de confort y porqué lo hago. Sé que la respiración entrecortada y el corazón acelerado son necesarios si quiero ser un mejor corredor.


SOY CORREDOR porque valoro y respeto mi cuerpo. Él protestará en susurros cuando me haya machacado demasiado, y si escucho esos susurros evitaré tener que oír los gritos de dolor más adelante.


SOY CORREDOR porque estoy deseando presentarme en esa línea de salida. Porque sé que cada línea de llegada tiene el poder de levantarme el espíritu o machacarme el ánimo, y me presento en esa salida de todos modos.


SOY CORREDOR porque sé que, a pesar de todo mi esfuerzo, siempre querré más de mi mismo. Siempre querré conocer mis límites, fundamentalmente para traspasarlos y buscar otros nuevos.


SOY CORREDOR porque corro. No porque corra rápido. No porque corra muy lejos.


SOY CORREDOR porque digo que lo soy. Y nadie va a poder decirme que eso no es así.


Actualizo aprovechando el cable que me manda mi nueva amiga NUS para colgar la incendiaria campaña de Pearl Izumi sobre lo que mola ser runner y lo apestados que son los joggers. Coincido con que si pretendían llamar la atención lo consiguieron. Espero que leáis inglés, porque el servicio de traducción se me largó de vacaciones a la costa.





Salud y buenos rodajes.

11 comentarios:

Crazysoul dijo...

Me levanto de la silla y aplaudo...en serio me has tocado el alma, como "corredor" y como persona me has emocionado, se de lo que hablas, y como yo, miles de personas que día si, y día también sacrificamos otras cosas, o mejor dicho preferimos salir a correr antes que quedarnos cómodamente tomando algo, viendo la tv o paseando. En serio amigo, yo tambien soy CORREDOR, corredor hasta la muerte.

nus dijo...

Hola Slowpepe! Llevo algún tiempo leyéndote, porque soy corredora novata y me resulta bastante motivante ver como incluso llevando un ritmo modesto se pueden llegar a terminar grandes carreras.
Nunca me animo a comentar, pero en este caso el tema me toca de cerca porque a parte de tortuguita soy publicista. Creo que el anuncio al que refieres es este:
http://www.cnbc.com/id/19789449
En principio estoy completamente de acuerdo con lo que has dicho en tu post. Pero también creo que la campaña tiene algo de razón. Conozco a gente que sin entrenar nada se han apuntado a una carrera sólo para decir que pueden hacerlo y luego no han vuelto a correr en su vida, o que salen a correr 4 días al parque para hacer el paripé y luego no vuelven. Creo que esos son los joggers a los que se refiere el anuncio.
En todo caso, como creativa, debo aplaudir tanto a la agencia como a la marca por atreverse a soltar un discurso tan incendiario en su publicidad. Y como corredora sólo puedo decir: I'M A RUNNER, NOT A JOGGER!

Grimo runner dijo...

Pues yo soy también un corredor y punto, que leches es eso de jogger, que pasa que hay gente que corre haciendo yoga o algo así. El caso es correr y punto. jajajajj. Un abrazo.

SlowPepe dijo...

CRAZYSOUL: No es mío. Sólo leí el artículo, me gustó y lo traduje (un poco libremente). Creo que hay en él verdades como puños, pero siempre leído con un poquito de distancia.

NUS: Lo primero bienvenida a este rincón, lleno de tortugas y pingüinos que se creen corredores. Te agradezco la aportación profesional. Vi el link y lo mismo hago algo al respecto para ilustrar el post. No sé nada de publicidad (más allá de lo que sabemos los sufridos consumidores), pero me da que cuanto más ruido se haga mejor. Recuerdo la campaña de Reebok con lo del Run Easy. Seguramente era todo lo contrario...¿o querían vender zapatillas?
Nada, oye, que gracias por tu aportación. Pásate por aquí cuando te apetezca que todos esperamos más colaboraciones así de ilustrativas. En cuanto tenga un momentillo te devuelvo la cortesía. Un saludazo.

GRIMORUNNER: Me da que no va el tema de yoga, pero ¿qué más da? A veces nos perdemos en el debate conceptual en lugar de atarnos las zapas y salir a correr.

Abrazos a todos

Joan Josep dijo...

Pero que ganas de hacerse pajas mentales que tienen algunos para ponerse a valorar quien es corredor o no, o quien es mejor corredor que otros. Cada cual sabrá por que corre, que le motiva a hacerlo y el esfuerzo que le cuesta alcanzar unos objetivos. Estoy seguro que a algunas personas terminar un maratón en 5 horas les a costado mucho mas que a otras hacerlo en 3, por los motivos que sea. Quien es entonces mejor. Ahora bien, mientras sean en positivo, los comentarios como el que traduces los encuentro muy acertados.Como dice Pepe, atémonos laszapatillas y a correr......

Un saludo.

Lucas dijo...

Pues yo, como Nus, tambien me dedico el tema, por lo que lo primero, mi aplauso para la marca, por atreverse con la campaña agresiva, que desde luego - aunque sin conocer el briefing - parece que, al menos, está haciendo ruido, que ya es (o puede ser) un punto positivo.
Lo segundo....ojalá pudiera ser, al menos, jogger. Malditas lesiones...
cuidense !!

Carlos dijo...

Suscribo totalmente el comentario de Joan Josep.

Yo soy muy perezoso como para ponerme ahora a discernir si soy corredor o jogger, (¿lo podemos traducir como trotador?), ni creo que importe mucho la denominación.

Creo que lo importante, (y me consta que Pepe estará de acuerdo conmigo a pesar de lo que alguno pueda pensar por esta última entrada), es disfrutar de cada vez que uno se pone las zapas y sale a enfrentarse con caminos y carreteras. Personalmente cómo me quieran llamar me importa un bledo si llego a casa con una sonrisa de satisfacción.

Saludos. ;-)

LORENZO dijo...

Hola de nuevo Show-Pepe; gracias por este post, no conocía el artículo y me resulto interesante al igual que la agresiva campaña publicitaria que reconozcamos ha suscitado polémica ya que nadie quiere ser considerado como “el ser inferior” que retratan en el anuncio.

A mi me gusta salir a correr o trotar y lo hago a veces por asfalto y otras por la montaña, unas veces rápido y otras veces más despacio, a veces más y otras veces menos kilómetros, a veces solo y otras veces acompañado, pero siempre disfrutando de lo que hago, bien sea ‘running’ o ‘jogging’, me son indiferentes las etiquetas. No suelo participar en carreras por que carezco (en mi tiempo de ocio) de ese espíritu competitivo y del deseo de querer competir contra el crono. Las carreras en las que participo las hago siempre con algún colega para disfrutar más del camino y no tanto de la meta (mismamente cuando pase bajo el arco que marcaba el final del recorrido del MAPOMA de este año pensé más en los cuatro meses anteriores que en los 42 y pico que acaba de recorrer.) En fin, que seguiré calzándome las ‘zapas’ indistintamente a la etiqueta que otros me cuelguen. Un saludo.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

¿Qué más da la terminología? Si se siente uno corredor, es corredor digan lo que digan. Incluso si está uno en el sofá viendo el atletismo por TV y se siente corredor pues séalo. No nos demos el disgusto, por favor.

Saludos.

Vic dijo...

Cuando empecé a correr por Palma, lo más que encontraba era gente que me decía aquello del "1-2-1-2" y "corre , corre que estás gorda".
Ahora, es un placer no poder correr por el paseo del colesterol por la cantidad de corredores que hay: desde l@s de la tableta de chocolate a otros que van rino-rino como yo. Y no hay distinción de sexo. Correr es correr.

ELMOREA dijo...

Alabado sea Sheehan, ese doctor-corredor, que nos enseño que corretear por el campo, eructar al viento, escupir y ventosear alegremente por la pradera es de ser corredor.
Decia Sheehan en uno de sus libros, que él no olia a sudor, por que estaba sano. Habitualmente corria, iba a su consulta y se secaba con una toalla, se cambiaba de ropa y santaspascuas. Confieso que aunque era un parrafo delicioso, no lo practico, oh Sheehan, espero que sepas perdonarme en tu gran misericordia.
Por lo demas: somos corredores por que corremos, ¿hace falta mas?
AAAAAAAAAmen.
;)