domingo, 23 de noviembre de 2008

DECÍAMOS AYER...

Pero bueno, ¿esto no era un blog para trotones? Después de sentirme abrumado por todos esos comentarios tan cariñosos felicitando al que suscribe por su reciente paternidad (digo yo que el pésame por lo poco que dormimos también podríais dar, en un momento dado), tras leer todos y cada uno de los mensajes recibidos en esta bitácora no puedo sino agradecer de corazón tanto buen deseo. Haremos de papis lo mejor posible y, aunque Carlota es guerrera, la paternidad es, sin duda, lo mejor que a uno le puede pasar en esta vida.

Bien, dicho esto, andábamos aquí defendiendo el humanísimo movimiento pedestre de moderada velocidad (se hace lo que se puede, claro), tratando de pasarlo bien, sufrir poquito y llegar sin preocuparse demasiado de nada que no fuera el darle conversación al de la ambulancia. En ello estamos, entrenando a salto de mata pero disfrutando más que nunca de cada segundo de rodaje, de cada zancada, de cada gota de sudor, aprovechando los únicos instantes que uno se dedica a sí mismo a lo largo del día. Ya véis, estoy de permiso por lo de la paternidad y hasta que no vuelva a mi añorado puesto de trabajo debo admitir que, como padre primerizo he perdido casi todo mi espacio personal. Afortunadamente mi santa reconoce que si no me calzo las zapas, aún de vez en cuando, no soy yo, y transige.

El mismo día que nació Carlota debía empezar el programa de 16 semanas (parecía serio y todo) para preparar el maratón de Barcelona. Mi plan era pegarle un buen mordisco a la marca, ruinosa por otro lado porque está en el mejor de los casos en poquísimo más de 5 horas. Han pasado ya 13 días de plan y no he dado ni una zancada de esas que dicen los papeles. Todo lo más algunos rodajes de recuperación psicológica y desestrés terapéutico. ¡Qué se le va a hacer! Otra carrera preparada bajo el signo de la anarquía, y van... todas, claro. Y no me preocupa demasiado. Mañana mismo me inscribo.

Lo dicho, gracias por estar ahí, siento la desconexión de los últimos días (entre pañales y biberones, ya se sabe...). Como siempre, mucha salud y buenos rodajes a todos.

8 comentarios:

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Pues nada, a inscribirse y a seguir cuidando de esa pequeña e ir introduciéndola poco a poco en el "runeo".

Saludos

davidcapa dijo...

enhorabuena y empieza a meterla en este mundo.saludos desde irlanda
davidcapa

Sylvie dijo...

Chico, que de aquí a Marzo te queda mucho aún...no tiene porqué ser tan anarquica esa preparacón...

besitos.

Ps: por cierto, vamos unos cuantos a la media de granollers (1 de febrero)...¿no te animas?.

Más besitos para Carlota la guerrera.

SlowPepe dijo...

GREGORIO: La inscripción ya está cursada. Ahora toca lo del maratón de biberones. Espero en marzo poder dormir un poquito más ya por las noches.

GRAN DAVID (El mejor cicerone): Gracias, amigo. En ello estamos. ¿Qué diablos haces por Irlanda?

SYL: Si no es que no quede tiempo, sino que somos incorregibles, que cuando nos dicen nosequé de las series a tope y tal preferimos salir a trotar suave por el bosque a respirar aire fresco y ver pajaritos. Luego las marcas son una ruína, pero ¡qué se le va a hacer! Besotes. (¿Granollers? mmm...)

trimahon dijo...

trimolon dice, y dice bien, que palante pepe, te se hecha de menos si no todos que no lo se, yo si, esos desayunos con nuestro espia que siempre nos encuentra el amigo Richi, esos entrenos con nuestros flamantes gpeses, animo que y dale mushos besos a tus mujeres.

SlowPepe dijo...

TRIMAHON: Ale, ale, que todo llega, ya lo ves. Ánimo con ese entrenamiento.

Carlos dijo...

¡Ay amigo mío!, qué tendrá la paternidad...

Nada, tú preocúpate ahora de lo importante que el correr es secundario.

Abrazos y un besín para Carlota. ;-)

santipalillo dijo...

Poco a poco Pepe, no tengas prisa que ya sacarás tiempo de donde sea.

Triabrazos, ahora con más motivo.