domingo, 30 de noviembre de 2008

SE BUSCA TIEMPO, RAZÓN AQUÍ


No hay forma de arrancar. Entre el tormentoso otoño que nos estamos llevando al gaznate y mi nueva condición de abnegado papi voy a terminar por cubrir de telarañas las asics y el forerunner. La climatología es adversa a más no poder, lloviendo con fuerte viento un día sí y otro también. En esas condiciones resulta demasiado valiente eso del deporte al aire libre. La cinta de correr está todavía en casa ajena, esperando su repatriación, y si no cambian pronto las cosas no tendré más remedio que repescar esos rodajes a cubierto frente al televisor.

Al condicionante de la paternidad hay que considerarlo en renglón aparte. El bicho en cuestión no anda más allá de los 21 días de permanencia visible entre nosotros, pero reclama nuestra atención las 24 horas del día. El retorno paterno a las obligaciones laborales puso en Mayte la mayor carga de trabajo al respecto, y cuando aparezco en casa no tengo valor para objetar de mis tareas domésticas en favor de un poquito de tiempo para, por ejemplo, salir a correr. El resultado es el que es, y semana tras semana se va posponiendo el inicio del plan para maratón. Esto es ya como las dietas, el lunes empiezo, y mañana es lunes.

Desde que apareció Carlota he salido a correr 3 veces (en 3 semanas, un promedio arrollador), he nadado 750 metros y si vale como entrenamiento, un día hinché las ruedas de la bici de carretera. Lo del nadar fue por ver, básicamente, si puedo recorrer esa distancia sin ahogarme, porque el 21 de diciembre montan por aquí un triatlón distancia sprint (modificada, con 30km de bici y 6 corriendo) y tenía mis serias dudas. Me costó una eternidad pero no tuve que usar los manguitos hinchables de mi sobrino, que ya es un punto.

A ver si mañana puedo correr un ratito y contarlo después.

Salud y buenos rodajes a todos.

12 comentarios:

KARLITOS dijo...

Por lo menos sabes que no se te ha olvidado nadar . Y lo de correr tampoco se olvida . Espero que encuentre tus ratillos para empezar . Lo que mas cuesta es eso , empezar ...

Joan Josep dijo...

Que recuerdos esas palabras de estar 24 horas pendientes de los niños. No te apures mucho, y si te sirve de consuelo, mi pequeño tiene casi 4 años y sigo levantándome antes de las 6 de la mañana para salir a correr sin molestar demasiado a la organización familiar...jejeje.

Y prepara bien Barcelona , que te esperamos por aquí.

Un saludo.

Ana dijo...

¿Un triatlon en diciembre? En piscina, ¿no?

Igual puedes hacer lo que dice Joan Josep, pegarte el madrugón padre (nunca mejor dicho) para entrenar; y ojalá que el tiempo mejore.

Besos.

santipalillo dijo...

Tranquilo Pepe, al principio hay que estar más encima y echar una mano, ya tendrás tiempo de desempolvar las artes de correr.

Mientras tanto disfruta de Carlota sin preocuparte de nada más porque el tiempo pasa muy deprisa.

Lo del triatlón ese... he visto por la tele que hay unas olas del copón...

SlowPepe dijo...

KARLITOS: Ya ves que de empezar aquí sabemos un rato. El problema es dar con el momento. Bienvenido a este garito.

JOANJOSEP: Lo de la madrugada de momento no es una opción, porque ya duermo poco como para perdonar el racaneo hasta la hora en que suena el despertador. Cuando la peque haga lo que toca por la noche podré volvérmelo a plantear. Te veo en Barna.

ANA: Sí, en piscina, claro. Básicamente porque estos días el mar nos da temporal tras temporal. Si al menos tuviéramos el lago de la Casa de Campo...

SANTI: La paciencia es un don divino. De todos modos aguantaremos. En la piscina municipal no hay olas.

Saludos

Sylvie dijo...

Todo tiene su momento y el ahora es la peque por mucho que ya te apetecezcan más cosas..y tu mujercita también, que merece un descanso después de todo el día con ella.

Ays la paternidad!!!

Ánimo y poco a poco...que primero hay que acostumbrarse al cambio de vida.

Besitos.

Crazysoul dijo...

Que no decaiga el ánimo amigo, ya verás como antes de que te des cuenta estas gastado la suela de tus Asics, disfruta de tu Carlota y mima a tu mujer.
Un abrazo amigo.

Carlos dijo...

¡Ay amigo mío!, el maestro Palillo se me adelantó. Se nota que es sabio: disfruta ahora TODO lo que puedas, que el tiempo a partir de convertirnos en padres vuela.

Quince años tiene mi amor, (y no cito al Dúo Dinámico), y nueve desde que repetí. Y antes de que te des cuenta dejan de ser bebés, y cada día es único. Y no vuelve.

Correr es menos importante. Ya encontrarás un hueco, y si no, pues será porque tu tiempo lo dedicas a cosas más importantes.

Abrazos. ;-)

Anónimo dijo...

A mí también me ha fastidiado lo de correr la maternidad. Dicen que no son excusas pero yo trabajo, soy el motor organizativo de casa y ,cuando me toca correr...no hay gasolina.
Eso si no hay enfermitos de por en medio, que si no, me toca hacer de gallina clueca...y aún menos.
¿Padre? sí pero menos sacrificado que yo.
Vic

Commedia dijo...

Pero... ¿de dónde diantres has sacado la foto? ¡paciencia hay que tener!

Easyrunner dijo...

FELICIDADES!!! no había vuelto por aqui hasta hoy y ya ví la hermosa cara de Carlota, contemplada por su enamorado padre!!!
Vas a ver que este caos que ahora es tu vida y la de MAyte, evolucionará hasta convertirse en "la nueva normalidad". Ya entonces encontrarás esos momentos y te parecerá increíble las cosas que harás para defenderlos!!! Cuando tuve a mi hija mayor, corría a las 6 am, luego de amamantarla. Ahora, luego de tener a la pequeña, ya no puedo hacerlo porque a esas horas la mayor ya está levantada!!! Así que solo me queda salir luego del mediodía, embadurnada de Factor solar 50 y sintiéndome en el Sahara!!! (recordá que aqui en Uruguay estamos entrando al verano!)ANIMO, que pronto volverás y el cuerpo tiene memoria! Y a disfrutar de Carlota, que son momentos UNICOS!
Un abrazo desde el sur del mundo!

mayayo dijo...

hala pepe,
creo que si te queda algo de tiempo libre mejor lo dedicas a dormir y descansar lo que puedas, que en casa debe haber ideas de sobra sobre como emplear toooooodo tu tiempo :-)