martes, 9 de marzo de 2010

MARATÓ DE BARCELONA 2010

Hombre, pues para cómo empezó, al fin no estuvo mal. A ver si consigo ser breve.

Me sitúo algo más allá de los atracones de pasta del viernes y el sábado, más o menos el mismo domingo de autos, en principio bien tempranito. Soy un auténtico veterano en esto. Anoche lo preparé todo, pinché el dorsal en la camiseta y me dormí incluso antes de ver cómo terminaba el fútbol televisado. Bien desayuno que hay que llenar el depósito, vacío puntualmente los intestinos como mandan los cánones me visto y me voy. Llego al coche, monto y desmonto: olvidé la vaselina. Vuelta a casa, la pillo y me voy por segunda vez. Llego al coche, monto y desmonto: olvidé las tiritas de la nariz. Vuelta a casa, las pillo y desaparezco por tercera vez. Concuzco hasta la zona universitaria y desde ahí en metro hasta la plaza de España. Movidito ha empezado todo.

Acudo a la cita de las 8.00 con la tropa menorquina. Es una quedada para sacarnos una foto pero no hay cámara, requisito indispensable lo segundo para que se produzca lo primero. Rompemos filas y subo hacia el guardarropa. En plena escalera me paran los cuatro mosqueteros, a saber, Alex (de Nenikékamen), Víctor (Vicman) y su colega Jesús (Bekele) y Manel (Binoy). Departo muy brevemente con ellos empapándome de la ilusión de los dos debutantes y del aplomo de los veteranos. Un par de fotos y al guardarropa.

¿Dónde está la riñonera? No aparece en la mochila. La uso siempre en los maratones para cargar con los geles y algo de dinero para el taxi de un abandono que todavía no se ha producido nunca. Debo de haberla olvidado en casa, yo, el veterano que todo lo tenía tan controlado, sin mi riñonera de los maratones. En fin. Aprieto los geles en el microbolsillo del pantalón, dejo la ropa a una voluntaria (gracias desde aquí a todos ellos) y a la salida en la cola de los 12200. Durante un par de minutos recuerdo algo que hablé con Carlos Velayos hace un tiempo: siento una enorme sensación de soledad rodeado por tantísima gente. Ensimismado en estos pensamientos entretengo la mirada en una camiseta rosa. Enseguida deduzco que es la que la organización da este año a las chicas. Es muy bonita, estarán contentas. Además, ahora que me fijo, conozco a su propietaria. Es Ana Espirulina, junto al gran Hita. Dos caras amigas: me abalanzo sobre ellos no sin algún sobresalto por su parte y esperamos juntos el cañonazo del inicio.

Paso bajo el arco de salida cuando se llevan unos 7 minutos de carrera. Para entonces supongo que los keniatas irán ya a por el kilómetro 3. Despacito, con algo de frío pero controlando mucho el ritmo empiezo a correr mi maratón.

Las sensaciones no son muy buenas: tengo frío (algo que nunca había sentido), las piernas algo pesadas y el cabreo intacto: quería unos prolegómenos perfectos y hasta empezar a correr no tuve más que olvidos e improvisación. Además me pasa mucha gente. Intento relajarme y correr a mi ritmo. Igual no he salido tan atrás como yo pensaba. Antes del kilómetro 3 consulto el Fore por primera vez: llevo 1 hora 9 minutos corriendo y poco más de 11 kilómetros. No lo puse a cero tras el último rodaje. Renuevo el encabronamiento y reinicio el trasto. Ahora sólo podré controlar 39 kilómetros de carrera. Además no sé lo que he tardado en recorrer los 3 primeros por lo que el tiempo que llevo corriendo va a ser simplemente aproximado. Por mi cabeza pasaba la posibilidad de bajar de 5 horas teniendo en cuenta que, si bien no había entrenado más que otras veces, sí lo había hecho algo mejor. Si se da la marca lo sabré al bulto.

Tardo un par de kilómetros en relajarme de verdad. Resulta extraño porque aún después del avituallamiento del 5 me sigue pasando demasiada gente. Acierto armándome de paciencia y no modificando mi ritmo. Si algo sé de esto de los maratones es que es largo, muy largo.

En el 14 veo a mi hermana Marian que me saca alguna pose fotográfica y un par de besos. Iba a correr conmigo desde el 38 al final pero se me raja a última hora. Desde ahí empiezo a disfrutar un poquito más viendo cómo van cayendo los kilómetros poco a poco y mi condición se mantiene en un nivel aceptable.

Poco antes del medio maratón, en uno de esos tramos de ida y vuelta me cruzo con Ana. Celebro la oportunidad de volver a saludarla y sigo adelante. Paso la media en 2:21. Calculo con facilidad y veo que doblando el tiempo bajo de 5 horas. De todos modos sé dónde empieza mi carrera. Rara vez paso la mitad con una marca peor, pero a partir del 31 o 32 las fuerzas me suelen desaparecer.

Poco a poco invierto la proporción y empiezo a pasar a corredores. En el 25 ya veo a bastante gente caminando. Más en el 30. La zona de la playa es siempre mi punto débil, donde más sufrí el año pasado. Ahí me examino: no estoy peor que en el 10 y alucino por ello. Viene a mi cabeza la bici: esas tiradas de 70 y 80 kilómetros le han sentado de fábula a mis cuádriceps y más allá del 35 sigo clavando el ritmo casi de salida.

En el 38 vuelvo a ver a mi hermana con mi cuñado. Intercambiamos saludos, esta vez sin parada, y me voy para el casco antiguo de Barcelona con una ampolla puñetera, algo más tostado de piernas (es un maratón, no una broma) pero aún rodando a un ritmo decente. Ahora la cabeza suma muchos enteros porque el 80 por ciento de los que me rodean caminan y alguno con dificultad. La tentación de acompañarles es grande pero me da que andará cerca lo de las 5 horas y continúo corriendo con aceptable ánimo. Mi mejor marca data del 2007, 5:02, y lo de las 5:20 se ha repetido ya demasiado. Caen así el 39, y el 40. Antes del 41 ya veo la plaza al fondo y mis piernas aún me llevan. No sé cómo pero subo un poquito el ritmo (el último km me sale por debajo de 6'). Antes de las torres venecianas veo un coche con el crono oficial: ¡4: 54:00! Lo tengo, me cambia la cara, aprieto porque hasta le voy a bajar de 4:55 al reloj de meta (hay que restarle los 7 minutos que tardé en salir). Empiezo a pasar a todos. Recuerdo los calambres del año pasado: no están. Me gritan mis amigos desde las gradas: ¡Vamos Pepeee! Y cruzo esa meta con una enorme sonrisa de oreja a oreja que aún hoy, 2 días y muchas agujetas después, no ha desaparecido.

Marca oficial 4:48:20, récord personal. Esto es fantástico. Habrá más maratones.

Enhorabuena a los que llegaron a meta. Ánimos a los que lo intentaron y, a los demás, a todos, mucha salud para seguir en la brecha.


31 comentarios:

VICMAN dijo...

Enhorabuena champion.
Me llamó mucho la atención la tranquilidad que emanaba de tu persona a menos de 10 minutos de la salida. Creo que eso me sirvió para tranquilizarme.
Respecto a tu carrera veo que tuviste sensaciones muy parecidas a las mias. La gente nos pasaba con alegría hasta el km 25 pero luego fuimos nosotros los "bólidos".

Ivó dijo...

Felicidades por tu MMP! Para mi fue el primer maratón y aún estoy flipando de alegría! Saludé a tu hermana en Plaza Cataluña! Ánimo con tus entrenos. Seguiré de cerca tu transformación en hombre de hierro! Un abrazo!!

SlowPepe dijo...

VICMAN: Encantado de saludarte. Hiciste una carrera muy inteligente y le ganaste al del mazo por la mano, que es mucho. Enhorabuena, una vez más, también a ti. Un abrazo.

IVO: Gracias por el seguimiento, pero EXIJO saber cómo te fue a ti, que no te has tomado la molestia de contármelo. Espero que disfrutases en la medida de lo posible (hombre, un paseo no era, claro). Abrazos.

Ivan dijo...

Pepe, puede alguien que no te conoce de nadie reconocerte por tu forma de correr?

Vale, pos yo lo hice, y lamento no haber tenido fuerzas ni tiempo para saludarte :) Nos cruzamos en la Meridiana pero para cuando supe que era tu ya habias pasado. Otra vez sera my friend!

Animo con los entrenos!!!!

Santi Palillo dijo...

Enhorabuena Pepe, me ha encantado leer tu crónica y ver que sigues como siempre aunque con los típicos fallos de los veteranos que van "sobraos", ja, ja, lo digo por los olvidos.

La marca es mas que merecida y estoy seguro que la bajarás más, pero que sea disfrutando como el domingo.

Enhorabuena de nuevo, un triabrazo

Santi Palillo dijo...

Pepe ¿tienes activada la moderación de comentarios?, es que había puesto uno y no sale :-(

Enhorabuena por esa MMP, y encima disfrutando y con fuerza como debe ser, otra maratón para el bolsillo, hasta tienes fallos de veterano "sobrao" ;-) lo digo por los olvidos, ja, ja.

Un abrazo tres en uno

Santi Palillo dijo...

¿Soy un cagaprisas? ;-)

David dijo...

Hola Pepe, te sigo de hace poco y me encantan tus crónicas. Enhorabuena por tu resultado y sobretodo por acabar feliz este día que parecía torcerse...
Tomo nota de tus comentarios de veterano ya que el domingo yo fuí un "primerizo" y pinché a partir del km 25 por querer ser demasiado ambicioso. Saludos!

Jose Luis dijo...

Grande grandullón. No hace tampoco tanto que los rolling slow llegamos casi hora más tarde...bien es verdad que te ibmos frenando..pero la progresion es evidente. MMP: enhorabuena...Como me dijiste el año pasado...un poco más de entreno y un poco menos de lastre y cualquier día nos "petamos" a los Garabitas.

Tovarich Javo dijo...

Muchas felicidades Pepe! Me alegro mucho de que hayas mejorado tu MMP con unas sensaciones tan buenas. Para la próxima que se te olviden los pantalones en casa y conseguirás una nueva marca!... a mayores despistes, mejor marca ;) ¿no?

Un fuerte abrazo,

Jose Ignacio Hita Barraza dijo...

Tú sí que eres grande Pepe, eres el mejor deportista popular que hay, enhorabuena por tu marca y a triunfar en el IronMan joder, que tú puedes!!!

flashman dijo...

Que decir, sino que felicidades, por haber entrenado, haber llegado a la salida sin lesiones y contratiempos, haber terminado, y haber disfrutado.

Suerte en la preparación de El Ironman.

Abrazos

Xavi Garcia dijo...

Enhorabuena!!!Muchas felicidades por tu PB...cuanta realidad en tu crónica!

Saludos desde Hong Kong!

"XTB" Xavi.

El Lay. dijo...

Mi mas sincera enhorabuena, en la proxima que hagas seguro que bajas aun mas tu marca.
Felicidades colega.

Gonzalo Quintana dijo...

Enhorabuena Pepe. Aprendo de tí que cuanto más veterano eres más cosas dejas a la improvisación. La MMP va en la dirección correcta del entrenamiento "total" de ironman, debe darte mucha moral para seguir adelante. Enhorabuena, a disfrutar esa marca.

maratonman dijo...

Se nota que estas muy contento Pepe,FELICIDADES,por esa carrera acabando muy bien y por ese tiempo y nueva marca,se nota el trabajo que vas haciendo de cara al IRONMAN y al Half o como se llame,te estan dando muy buena base y te vas a poner como un toro,ya puestos a hacer marcas tras el IRONMAN te podrias plantear bajar de las 2 horas en la Media aprovechando el gran momento de forma que seguro tienes en ese momento,que es algo que se que se te ha quedado ahi,algo pendiente.Como dice el dicho no hay quinto malo y a la quinta has pulverizado la barrera de las 5 horas,seguro que tambien has disfrutado mucho,espero que ahora disfrutes tu merecido descanso y esas agujetas no te castiguen mucho subiendo y bajando escaleras.
Un abrazo y pinta todo muy bien de cara a tu tridisciplina,vas a acabar sacando mas de lo que crees.Estamos viendo a un nuevo Pepe.Tuviste un dia el coraje de empezar y ahora estas teniendo el coraje de ponerte en forma.Sigue asi¡¡¡¡.

Pau dijo...

Osti, fa res que vas publicar l'entrada i ja tens 16 comentaris, es nota que ets un crack (de l'escriptura i del running)`.
Moltes felicitats per les sensacions viscudes, recordo una discusió no fa massa en aquest bloc respecte a forçar o no en una cursa, després de llegir-te "no hase falta que diga nada más".
Això sí, si per una marató t'oblides tot això, per l'Ironman ja et pots fer una llista, perquè la logística és complicadíssima ;-)
Fins aviat crack!!!!

Pablo dijo...

Qué bien que, pese a los olvidos iniciales, te pudieras concentrar como es debido; y que, al final, todo lo hecho antes del maratón acabara sumando. Enhorabuena por la carrera.

Commedia dijo...

¡Enhorabuena, Pepe! De nuevo demostraste que lo importante es "disfrutar del camino".

Un abrazo,
Eduardo

Alex dijo...

Un día llegué a tu blog no sé como y leyendolo decidí dos cosas: yo también iba a correr una maratón y se lo iba a contr a todo el mundo.
He conseguido las dos cosas saltarte en la salida para saludarte fue completar el círculo.
Un placer conocerte en persona, gracias por los consejo y felicidades.

Carlos dijo...

Jajajaja... Vas a tener que cambiar el nick Slowpepe por Slowpaquete, jajajaja... Me alegro mucho de las sensaciones Pepe, veo que el camino hacia ese "Pingüino de Hierro" se va despejando. No recordaba haber hablado contigo acerca de esa soledad tan profunda que sentí en la salida del Millenium Marathon, en aquel lejano 2001, aunque es una de mis "batallitas" preferida.

Recupérate pronto y a seguir dándole: Frankfurt espera...

Un abrazo. ;-)

SlowPepe dijo...

Queridos amigos, por partes y en orden:

IVAN: Lo de mi modo de correr es peculiar. Me recuerda a cómo se mueven los pingüinos, sin separar demasiado una pierna de la otra. Lástima no habernos saludado en persona. Me hubiera gustado. Espero que haya otra ocasión.

SANTI: Lo de la veteranía es más que irónico. Después de correr tantas carreras populares sigo siendo un novato, al menos desde el punto de vista logístico. Estuve a punto de llamarte por la tarde, como después de mi primer maratón, pero no quise molestar. No eres un cagaprisas. Estás en tu casa y comentas como te da la gana.

DAVID: Bienvenido a este rinconcito. Gracias por las felicitaciones, que hago extensivas a ti mismo por tu carrera. Lo del maratón es tan largo que hay demasiadas oportunidades de que algo salga mal. Espero que la próxima vez pases el 25 tan feliz (y el 35 y hasta el 42, claro). Lo de mi supuesta veteranía es irónico porque hice unas cuantas cosas mal antes de la carrera. Por suerte el final lo arregló todo.

JOSÉ LUIS: Que ilusión volver a leerte. Sé de tus progresos. Ya eres el keniata de los rolling slow. Yo conseguí bajar esas 5 horas a costa de correr más sólo que la una. Aún recuerdo Mapoma 2008 como mi mejor maratón. A ver si repetimos.

TOVARICH: A lo mejor es que me hago mayor, jejeje. Conté lo de los despistes porque me las prometía tan felices con lo de saber todos los detalles del tema por eso de que ya era "el quinto" y cagarla tantas veces como el más torpe de los novatos. La marca me hace feliz porque pensé que nunca bajaría esas 5 horas. Gracias por tus felicitaciones.

HITA: Te aseguro que me encantó tropezar con vosotros desde el sábado en la fuente hasta el domingo en la salida. Energía positiva o lo que sea, pero me encantó la sensación de dar con dos caras amigas entre tanto desconocido. Lo mismo soy ya demasiado de pueblo. Enhorabuena también a ti por el marcón.

FLASHMAN: Gracias, compañero. Preparar, lo que se dice preparar no preparé las cosas demasiado bien, pero salieron aceptablemente. Eso sí, el maratón me sigue pareciendo largo, y entonces pienso en el Ironman y me pregunto si no andaré metiéndome en berenjenales excesivos.

SlowPepe dijo...

XAVI: Gracias, hombre, desde tan lejos. Lo de la marca me gusta porque es novedad. Espero que ahora no se convierta en una obsesión volver a superarla. La crónica, celebro que te gustase.

EL LAY: Pues muchas gracias por felicitarme metiéndome presión... (jejeje). Repito que me salió mejor seguramente por lo que me aportó el entrenamiento de ciclismo en un momento dado (mayor calidad muscular quizás, no sé). Aún así, pegarle mordiscos al crono no es el objetivo sino la consecuencia.

GONZALO: Pues espero que de esta no aprendieses demasiado porque a mí me costó 10 kilómetros dejar de jurar en arameo por ser tan zoquete. Entre otras cosas anduve sospechando el tiempo de carrera en todo momento sin confirmacón oficial hasta la línea de meta. Hombre, dirás que así hubo sorpresa agradable, pero mejor saberlo antes, ¿no? Me apunto a lo que dices del "entrenamiento total".

MARATONMAN: Gracias por esas felicitaciones. Estoy muy de acuerdo en casi todo lo que dices. Supongo que si yo puedo con esto, cualquiera puede. Espero que pronto podamos leer las crónicas de tus maratones porque sé que es algo importante para ti. Y que lo hagas con la marca que te propongas. Ánimo, Rafa.

PAU: Els cracks són els que passen per aquí. Jo només els explico el que faig i ells en deixen la sabiduria en forma de comentaris. Amb el tema de l'IM hauré de fer bastantes llistes d'organització perquè sinó la catàstrofe està assegurada.

PABLO: Merci, amigo. Lo cuento para demostrar que el que es un pringao en el primero lo es en el quinto, jajaja. Por suerte nada de todo ello afectó al resultado final. La marca sigue siendo una ruína, pero no puedo ocultar mi alegría por ello.

EDUARDO: Gracias por enésima vez (siempre ahí). Fue distinto porque anduve solo (bueno, eramos más de 12000) casi todo el tiempo y lo viví de un modo algo distinto, pero disfruté todo lo que permite disfrutar el maratón, aunque también sufrí como todos: 42 kilómetros apretando los dientes y 195 metros de felicidad desbocada.

ALEX: Muchas felicidades por todo ello. Puede que el puntillo de lo mío sea que si alguien con tan pocas condiciones como yo puede, prácticamente cualquiera puede. Me alegro de haberte servido de algo. Lo de la salida me supo a poco, francamente. Creo que tenemos pendiente algo un poquito más distendido en la próxima ocasión. Te sigo de cerca...

CARLOS: Gracias. Me marcaste en Madrid no sólo por las cosas que contabas sino por cómo lo contabas. Hablamos de eso y de muchas cosas más. Sólo espero poder repetir esas conversaciones tan interesantes en futuras ocasiones.

Lander dijo...

Me alegro ´mucho de tu mejor marca personal, pero sobre todo de las buenas sensaciones que veo que te quedaron. A seguir dándole.
Un abrazo

Ana dijo...

Pues para tanto despropósito y tanto despiste inicial se te veía feliz ya desde la salida. Y de "algún sobresalto", nada, que me diste un susto de muerte, jajajaja. Enhorabuena una vez más por esa marca, en un maratón tan bonito como el que tenéis por allí. Puedes estar orgulloso.

Y que sepas que lo de ir a vuestro tri en septiembre iba en serio.

Un abrazo.

SlowPepe dijo...

LANDER: Gracias, hombre. Ya ves que aunque sea a rastras seguimos en la brecha. Lo de la marca vino así, y está bien. Sigue siendo una ruína pero a mí me hace algo más feliz (que no es poco). Encantado de leerte por aquí, amigo.

ANA: El salto de susto lo pegaste aunque mis intenciones eran pacíficas. Si termináis apareciendo por aquí en septiembre (os iré informando de la fecha exacta del tri sprint en cuanto la sepa) no necesitáis hotel. En casa estamos muy acostumbrados a alojar amigos. Estamos en contacto.

Sylvie dijo...

Qué carrerón...Slowpepito!!!...me ha gustado mucho leerte y ver cómo te fuiste creciendo durante esos 42kms y acabaste tan bien.
Al final te vas a hacer coleguilla dl sr. maratón, porque cada vez lo tienes más controlado!!!

Muchas felicidades.Besitos.

(creo que el día que vuelva a los ruedos, me apunto el maratón de Barna como uno de los primeros).

SlowPepe dijo...

Ana: Uy, sin obligaciones, claro, que releyéndome parece que os haga el plan y no es eso. A vuestra disposición, eso es todo.

SlowPepe dijo...

SYL: ¡¡¡Supermamiii!!! Encantado de volverte a leer. Tú a lo tuyo por ahora, pero si algún día hay que colaborar empujando el carrito de Luna en algún maratón no dudes en avisarme que tengo ya una larga trayectoria. Besotes.

carles aguilar dijo...

Hola...!! Necesitaria saber tu correo electrónico para enviarte las preguntas para la Serie de Entrevistas que estoy realizando sobre los Bloggers en el Maratón de Barcelona... En el perfil de mi blog tienes mi mail... Ya dirás...!!

SlowPepe dijo...

CARLES: Te mandé un email. Saludos