miércoles, 25 de abril de 2007

DE CULO, LA PRÓRROGA Y EL JODIDO LOCUTOR


Dice un amiguete que vivo muy bien, porque mi trabajo me deja el suficiente tiempo libre para atender a mis aficiones, que no son pocas, y eso me convierte en un privilegiado. Bien, esta semana voy a mandar de vacaciones a ese amiguete, porque lo que es yo, voy de culo. Los de la foto de arriba y la Asociación Española de Entrenadores de Baloncesto tienen la culpa. Bueno, a decir verdad estoy disfrutando mucho de unos días de convivencia técnica con el equipo profesional de baloncesto que tenemos en la isla. Asistir a todos los entrenamientos, a las sesiones de vídeo y a las reuniones con el cuerpo técnico está resultando de lo más interesante para alguien que, como yo, es un loco de esto del baloncesto. Sólo hay un problema. Bueno, dos. El primero es que ando liadillo también en el trabajo, y no he podido tomarme más que un día libre. Por eso trato de sacar tiempo de donde no lo hay para atender tanto a la obligación como a la devoción. Eso me deja poco espacio para todo lo demás, por lo que mis carreritas de esta semana cumplen el expediente sin más, dejando sesiones largas y sesiones intensas para cuando se pueda, lamentablemente. El segundo problema es que el caos se adueñó de mi organización alimentaria: me escapo del curro para ir al pabellón, después reunión con los entrenadores, vuelta al trabajo para recuperar tiempo perdido, ingiero cualquier tipo de alimento y en cualquier momento, y regreso al baloncesto para otra reunión y el entrenamiento de la tarde. Tras la última sesión y el comentario correspondiente con el cuerpo técnico, de vuelta al trabajo para llegar a casa tarde de narices. Mi mujer me ha pedido una foto actual para verme de vez en cuando, y lo del reto de abril tendrá que ser con unos días de paréntesis porque sino voy a explotar. Me concedo por tanto una prórroga de una semana, sobretodo porque no tengo ganas de enfrentarme a la báscula con estos niveles de estrés, a los que dicho sea de paso, no estoy acostumbrado, ya que aquí todo pasa despacito, es lo que tiene la isla.



En otro orden de cosas, y volviendo al tema del blog, el otro día enganché en un canal digital de deportes los últimos coletazos del maratón de Londres. El tema me va a dar para un post completo porque quiero someterlo a un análisis más profundo, pero si no vomito lo que estoy pensando ahora, reviento. El locutor, no quisiera equivocarme, pero creo que era Esteban Gómez, de TVE. Contaba con cierto gracejo los entresijos tácticos de los últimos 10 kilómetros (lo que alcancé a ver) en el grupo de cabeza. En estas que el realizador ofrece un plano de la cola del pelotón, con los populares enfrentándose a la distancia, mientras el tema de conversación se centraba en el fuerte calor reinante. La ocasión la aprovecha el locuaz periodista para resaltar que esas altas temperaturas hacen épica la carrera de los pross, pero son incluso agradables para aquellos que salieron a trotar, sólo por terminar. Al poco rato, ante otro plano de los corredores más lentos, volvió a mencionar lo duro que era el maratón para los atletas de élite comparándolo con la jornada festiva que representaba para los populares. Amigo locutor: tú no te has calzado unas zapas en toda tu vida, y mucho menos sabes lo que es un maratón. Todos esos populares las pasaron canutas, porque cierto es que hizo un calor tan feroz como inesperado, y salir a terminar el maratón es de un heroico comparable a salir a correrlo a poco más de 3 minutos el kilómetro. Con esa idea de que una cosa es correr y otra pasearse nunca conseguiremos hacer cruzar a la gente esa barrera que separa a los espectadores de los practicantes. Ya hablaremos, ya.

12 comentarios:

Nekerun dijo...

Insisto, la ignorancia es muy mala compañera de viaje...A este lo sacaba yo un día de calor, en una ciudad cualquiera, en una maratón cualquiera para que participase alborozado de ese día festivo durante 4 o 5 horas, así la próxima vez hablará con conocimiento de causa.

Cuídate tiarrón, un abrazo.

ELMOREA dijo...

Lo que es no saber....menuda lumbrera¡¡
En fin, nosotros a lo nuestro, lo cierto es que debe ser dificil estar dos horas o mas largando de algo de lo que no tienes ni p...idea, jaja da un poco de compasion pensar en lo mal que lo paso el colega, pensando todo el rato "..y que digo yo ahora?..."

SlowPepe dijo...

Pues me da que no era la primera vez que el colega se ponía delante de un micrófono para locutar un maratón, pero esas ligerezas no debe permitírselas nadie que sepa de qué va esto de los 42km

Sylvie dijo...

Pepito, ante todo sin agobios por la parte "devótica", que la "obligatoria" ya te los está dando de sobra...
Y sobre el comentario del tiparraco ese, lo que ya habéis dicho...quien no ha corrido en su vida, no sabe lo que son 42kms ni de lejos, pero lo mínimo que podría mostrar hablando para un montón de gente, es respeto.

Besitos.

Ps: una cosita...¿organizamos cena en Almansa o no es allí donde tienes tu hotel?

merak dijo...

pues claro que sí, hombre...jornada festiva... yo vi alguno con la tortilla y la bota vino... incluso alguno mas osado llevaba el mantel de cuadros y la sombrilla...

anita dijo...

Esepero qeu no tengas problemas de presion , porque se te lee "caliente con el tema"
y con razón, eh??? pero bueno, suopngo que pasará siempre eso en todos los ambitos...

Y con lo de la dieta... tranqui, que apenas empezás... ANIMO!!!

SlowPepe dijo...

SYL: Mi hotel está en Almansa. Llego el mismo sábado, en coche, vía Barcelona, por donde me lleve el gps o por donde me digais los lugareños. Estoy a vuestra entera disposición, o sea que cena cuando queráis y donde queráis, que entre otras cosas para eso vengo, jejeje.

MERAK: Pues esa es, sin duda, una de las partes del invento. ¿o estás olvidando el chuletón de campaña que siguió a tu exhibición, a pesar de la cuesta, en la Ciudad Eterna? Pues eso, que de correr a comer el saltito es de un par de letrillas.

ANA: Ahí está el apoyo, como siempre. Te estás convirtiendo en imprescindible, y no sólo por aquí

Gracias a los tres por empujar en este bajón.

SlowPepe dijo...

Bueno, gracias a los cinco y a los que puedan venir, claro, que se me cabrean los maquinorros del neke y el elmo.

Sylvie dijo...

A ver Pepito, para venir de Barna hacia Almansa, yo creo que lo mejor sería bajar por la A-7 hasta Valencia...y luego dirección Alicante-Albacete (por el interior)...ojo no cojas por la costa!!.
Después ya pasas por Xàtiva, Ontinyent, Font de la figuera y en ná...enseguidita Almansa.

En cuanto sepa cuando llegan los madrileños a Xàtiva te informo, más que nada por si quedan para comer o si directamente ya nos vemos en Almansa para la media y después cenamos, bebemos, brindamos...y lo que se tercie...

Feliz puente bonico. Pásalo bien.

Besitos.

Marcelo dijo...

Es algo bastante comun. Aqui, algunos que no podian correr 100 metros se burlaban de alguien que habia corrido la maratona de New York en 3 horas y media. Algo increible y que de verdad daba bronca.

Radiohead Cadiz dijo...

El mismo refrán que he puesto en mi blog sobre los quintos de cerveza, incluye también al tonto este que sin duda no ha corrido en toda su p. vida.
Mucho ánimo y paciencia con el trabajo. El trabajo es lo más bestia que se ha inventado.

Santi Palillo dijo...

Siempre me han molestado los comentaristas que hacen ese tipo de observaciones, incluso los que han sido deportistas antes que frailes.

En otro orden de cosas, si que parece estresante lo que cuentas, todo el día arriba y abajo en una isla tan calmada como Menorca.