sábado, 10 de noviembre de 2007

PELOTON

El próximo domingo, en 8 días de nada, organizamos con unos amiguetes lo que llamamos un "Triatlón de paquetes". La propuesta estaba en 1500-42-10, algo parecido a la distancia olímpica, pero el refunfuñar de los más ciclistas del lugar dejó el tramo de carrera a pie en 5 kilometrillos.

Lo de los 1500 en el medio acuático tiene de dificultad el conseguir embutirme en el neopreno de buzo de los avernos que me han prestado. Una vez dentro no habrá medusa que se me resista. La distancia la estoy nadando ya bien en la piscina, y dice mi amigo Pavel, un triatleta con ranking (a saber lo que será eso...) que nadar con el traje está poco menos que chupado porque flotas más.

Correr 5 kilómetros, a ritmo de elefante de la sabana (léase sa-bá-na, y no aquello que se me pega todas las mañanas que toca currar), no va a ser un problema mayor. Lo jorobado será la bici, porque el perfil es cabrón, al menos en sus primeros 20 kilómetros, justo al dejar la playa.

Por eso salí esta mañana a lomos de la flaca, con más pinta de globero con aspiraciones que otra cosa, y escuchando el chirrido de al menos una de mis rodillas, salí a comerme unos cuantos kilómetros. A la media horita larga de suave pedaleo, cuando más ensimismado estaba disfrutando del paisaje, me cruzo con toda la tropa de la Asociació Cicloturista de Menorca, que viene en sentido contrario. Ahí algún amiguete me reconoce (lo dicho, mi pinta no deja lugar a dudas) y me grita algo así como "Maricóoooooon, cruza y venteeeeee!!!" (grito más cercano esa confianza que da asco que a la homofobia). Les hago como que no les veo, y cuando no tengo más remedio que contestar afirmo que ando con molestias y no quiero ser un engorro para ellos. Insisten todo el tiempo que va desde que nos vemos de cara hasta que pierdo de vista sus traseros. Entonces me sabe mal, cruzo la carretera y voy tras ellos.

Maaaal, Pepe, mal. Tienes a un pelotón de tipos con los huevos pelados de andar en bici rodando con viento en contra y ¿piensas atraparles?. Bueno, confiaba en que alguno giraría la cabeza. Nones. Les pierdo de vista. De todos modos sé adónde van. Terminarán en Fornells, tomando un café. Me voy para allá, llego tarde de narices pero con tiempo para sentarme dos minutitos con todos ellos. Les digo que hice 25 o 30 kilómetros en sentido contrario desde que nos cruzamos y luego fui a por ellos. Risas.

Termina el cafetito y salimos todos en pelotón. Ruedo con ellos hasta el cruce de la carretera de Maó. Es una delicia. Una veintena larga de ciclistas rodamos a 32-35 km/h sin apenas esfuerzo, charlando de dos en dos o de tres en tres. Se me hace cortísimo. La próxima vez doy la vuelta al verlos y me voy con ellos. Rodar en pelotón es otra historia.

12 comentarios:

Wild Runner dijo...

Ya veo que el pepe triatlonero se hace realidad!!! Seguro que todo va fenomenal ;)

Un saludo.

Jorge Reynal dijo...

Pepe, si yo pude con un Ironman, vos tambien. Es mas, hasta Ultraman no paras.
Un fuerte abrazo,

Jorge.

Jorge Reynal dijo...

Pepe, si yo pude con un Ironman, vos tambien. Es mas, hasta Ultraman no paras.
Un fuerte abrazo,

Jorge.

lucas dijo...

rodabas en peloton o eras un peloton que rodaba?? jejeje

nada hombre, nada, tu sigue, que a este paso llegas a ultra en breve..

cuidate !!

Carlos dijo...

¡Qué bueno Pepe!. Aquí tengo un amiguete que hace triatlon, a ver si nos juntamos unos cuantos, (y aprendo a nadar sin manguitos), y liamos una parecida.

Enhorabuena. ;-) :-)

German Alonso dijo...

Avanzas demasiado rápido para mí. No puedo pillarte. No contento con terminar un maratón te embarcas con el triatlón. Eres una máquina.

Por cierto, lo del neopreno es mortal, cuidado con lesionarte al quitártelo. Ya podían inventar algo más cómodo de poner...

Saludos, Germán.

Sylvie dijo...

Pues que envidia!!!...ya me gustaría a mi tener un grupo con los que rodar en pelotón...que el pelotón de mi club del tri, va a tropecientos kms/h y además cuando salen, hacen un mínimo de 120kms o así...y por supuesto...YO NO PUEDO!!!

Espero que te vaya muy bien ese tri...fijo que te diviertes, que es de lo que se trata.

Besitos.

SlowPepe dijo...

Wildrunner, más que triatlonero ahora soy un bulto sospechoso, porque lo de Slow vale también con la bici excepto cuesta abajo. Ahí soy un hacha.

Jorge, o mejor Señor de Hierro, tu gesta está aún lejos de mi alcance. De todos modos tu aventura es inspiradora para todo el que quiera llegar a ser miembro "del Club".

Lucas, en serio, macho, que no tiene nada que ver ir ahí enmedio metido, que como que te llevan. Sigo siendo un paquete, pero me sentí ciclista un ratito.

Carlos, yo aún lo tengo que probar, pero dicen que es divertido a tope. Ya os cuento. Y lo de arrejuntarnos, tanto da un triatlón como un maratón como un homenaje gastronómico. Sólo hay que proponérselo.

Uf, Germán, verás, si algo no tiene mi progresión es velocidad. Yo lo hago todo a mi ritmo y sin agobios. Lo del Tri cayó por su propio peso porque nado decentemente y monto en bici sin ruedecitas laterales ya, o sea que...

Ahí está esa NYSilvie. Ahora mismo me voy a ver si has colgado ya algo del megamaratóndetodoslosmaratones que nos tienes en ascuas.

Lo del tri era una mosca que me revoloteaba y gente como tú me la puso detrás de la oreja diciendo que era "funny". Besotes, hermanita.

Y fuertes y sentidos abrazos a repartir...

Vic dijo...

Pijo..¿en Menorca hay perfiles montañeros? je,je, je...

SlowPepe dijo...

Vic, querida, cierto es que aquí lo más empinado son los 300 metros y pico de Monte Toro, pero no tener montañas no quiere decir que todo sea llanito. Sobretodo si eres un poco paquete también con la bici, y toda cuesta se convierte en una dificultad. Eso sí, bajar, bajo de puñetera maravilla, jejeje.

Besotes

CICLI dijo...

Pero bueno tio , ¿Tienes fijación con los paquetes?

¿Que me vas a contar a mi de que no miren para atrás por si viene alguien?
Lo tuyo no se si es falta de cabeza os exceso de huevos.

Rafa dijo...

Hola Pepe, espero que el TRI halla sido divertido. Aunque no he podido asistir (a mi suegra ya le tocó el sábado ejercer de abuela), os he tenido presentes toda la mañana y me he quedado con las ganas.
Por mi parte me he tenido que conformar con la excursión del Roda Mô, acompañado de los dos pequeñajos y de sus amigetes. Te puedo asegurar que esta ha sido una de las experiencias más estresantes por las que he pasado...

Nos vemos el martes.


Rafa