martes, 27 de enero de 2009

CAMPEONATO DE BALEARES DE CROSS


El chalado que esto escribe se ha federado. Era el mejor modo que encontré para sumergirme de verdad en el ambiente corredor de la isla, y bastó la propuesta de un par de amiguetes para solicitar mi ingreso en el CRISMAR CCE SANT LLUÍS ATLETISME. Entregué la documentación, pagué mi licencia y me dieron el alta y la bienvenida. Que conste que les advertí que fichaban a un orgulloso perdedor. Desconozco si fue altruismo, inconsciencia o pena, pero por alguna razón me aceptaron sin rechistar y admito sentirme ya orgulloso de maldefender esos colores.

En las actividades del club están los desplazamientos para correr en cuanto campeonato de Baleares de veteranos se ponga a tiro. El domingo pasado fue el cross, al que gentilmente me invitaron pese a no cumplir con el requisito previo de haber corrido antes carreras de esa disciplina en Menorca. Me dieron el uniforme completo que me fue de perillas a excepción de la camiseta de correr. Está claro que las tallas de atleta son pensando en etíopes o keniatas, porque mi XL me hacía parecer un salchichón blanco a punto de explotar. Nada que unas manos expertas en el arte del corte y la confección (la abuela de mi mujer, sin ir más lejos) y unos pequeños y discretos añadidos no pudiesen solucionar.

Salimos con los veteranos para Manacor (Mallorca, isla vecina con la que todo peninsular confunde a nuestra Menorca a la menor oportunidad) el pasado sábado por la mañana, con un vendaval de órdago que sacudió el avión en el despegue como si fuese una pelota de ping-pong entre dos raquetas chinas. Baste decir que detrás nuestro ya no salió nadie porque cerraron el aeropuerto. El mismo sábado volveríamos a tropezar con el viento y sus trastadas, ya en Mallorca, quedándonos tirados en el tren por la caída de varios árboles en la vía, cosas de la caprichosa naturaleza.

Y llegamos al día de la carrera. Enseguida pude comprobar lo que distingue todo lo que allí había de mis conocidas carreras populares. No hay paquetes federados. Bueno, el domingo había uno, el que ahora escribe todo esto.

Me tocó en suerte la carrera de la categoría Veteranos M35 (la mía, no me echéis más años). Corrimos junto con los M40 y M45, además de las Senior Femenino. 7 kilómetros de puro cross, a imagen y semejanza de Lasarte o Itálica, sin barro pero con mucho viento.

A los 10 metros de carrera ya tenía claro el tema: empezaba el último e iba a terminar el último, con total seguridad. Rápidamente se abrió un hueco entre el final del pelotón y mi fina estampa, espacio que no hizo sino crecer y crecer con el paso de los kilómetros. Fui doblado posiblemente por el 50% de los participantes, con lo que al pasar por meta para empezar mi última vuelta todos ellos ya habían terminado. Como es costumbre el no tener en cuenta al pobre en la casa del rico, tuve que pasar ese trago a chillido limpio, gritando algo así como "¡¡¡Pasoooo, que no hemos terminadooooo!!!" Eso sí, mil perdones y se apartaron todos al instante. Esa última vuelta la hice ya sin ser doblado (es lo que tiene) y compartiendo circuito con algunos atletas en pleno enfriamiento (a los que en su trote suave no fui capaz de adelantar en ningún caso). Volví a ser el más aplaudido en meta, jaleado por el speaker y terminando rendido porque, aunque no sea algo habitual, me dejé el resuello en el intento, en un circuito duro y con unas condiciones atmosféricas adversas. Eso sí, a los 2 minutos ya estiraba feliz, pensando en la paella que nos estaba esperando a todos los de mi club.


Tras hermanarnos a manteles frente a un arroz que quitaba el sentido viajamos de vuelta a casa, con la mejor de nuestras sonrisas y haciendo un balance de lo más positivo. Mi club gana un paquete y yo gano un montón de amigos con los que compartir esta locura que nos tiene a todos igual de enfermos. La próxima salida es al medio maratón de Pollença (campeonato de Baleares de medio maratón), también a gastos pagados, y con varias liebres tentándome para romper de una vez por todas la barrera de las dos horas. Me muero de ganas.

Salud y buenos rodajes a todos.

11 comentarios:

Lucas dijo...

Tio, yo quería ver fotos del momento "white salchichón", que eso hermana mucho...
Cuidate

VTA55 dijo...

Enhorabuena por el baptismo en competición oficial, quien te iba a decir que debutarias en un campeonato de Baleares hace tiempo, jejeje.

Ahora solo espero que también te atrevas a competir en un cross en Menorca cómo mínimo en la Final de cross que queda.

Además último seguro que no terminaste porque hay gente que se retiró lo que hace que los últimos fueran ellos.

Saludos,

VTA55

correconelcuento dijo...

Federado y corriendo campeonatos. ¡Quién te lo iba a decir cuando empezaste! Lo mejor para tu nueva etapa en la élite ;-)

Carlos dijo...

¿El club os paga los viajes?, qué chollo chico... Mi excursión a Getafe del pasado domingo me costó mis buenos diez euracos...

Pues hala. ¿Hay algún corredor en las islas que aún no sea amigo tuyo?, a este paso te nombran Jefe del Departamento de Relaciones Públicas o Embajador Plenipotenciario de la Federación Balear de Atletismo ante cualesquiera organismos oficiales.

Noragüena por ese Cross. ;-)

PabloNSN dijo...

He corrido dos crosses este curso y es un entrenamiento fantástico, pese a la dureza (o debido a ella). Lo notarás en el maratón (para bien), según dicen. Ánimo!

cicli1 dijo...

Hola Pepe:

Te escribo desde Buenos Aires.

Estabamos mirando "mi@sitio" y hemos entrado en el tuyo. Espero que todo vaya bien , incluido la cria.

santipalillo dijo...

Caray Pepe, la parte de slow habrá que empezar a quitarla alguna vez, ahora que te has federado te picarás y volarás, me alegro del paso que has dado y espero que te vaya bien, aunque solo sea por viajar por la patilla merece la pena ;-)

Lo del arroz no tiene nombre, lo leo a estas horas y me ha entrado hambre canina.

Recuerdos a la familia, Carlota ya debe estar hecha una señorita, a ver cuando le presentamos a William, ja, ja.

Rafa Martínez dijo...

Esto ya era lo que me faltaba por ver. Desde que descubrí tu blogg, has sido como un "guru" para mí, ya que tenemos bastantes cosas en común (el pinguinismo, basicamente) y la lectura de tu página me ha ayudado en unas cuantas ocasiones.

Pepe eres mi heroe...

SlowPepe dijo...

CONTESTO, QUERIDOS...

LUCAS: Gracias a la abuela y a sus habilidades con tijera, aguja e hilo lo de la salchicha humana pasó a la historia. Afortunadamente.

VICTOR: Estuvo bien pero aún me siento un poco intruso en este mundillo. Lo de la final de cross está chungo porque ando tocadillo del gemelo y el maratón está a la vuelta de la esquina.

CORRECONELCUENTO: Federado casi por requerimiento del guión. Viajar y compartir carreras es algo que por aquí sólo se hace de federado. Pues eso.

CARLOS: La verdad es que el apoyo institucional al deporte en Baleares es digno de mención. Aquí nadie paga nada para desplazarse entre islas en competición oficial. Alguna ventaja teníamos que tener. Lo de los amigos ya sabes, es que soy muy majo, jejeje.

PABLO: Cierto, me pareció duro, y quedé un poco tocado, la verdad. Espero al menos no notarlo para mal en el maratón.

CICLI: Todo bien y todos bien, gracias. Disfruta en BA, y quédate con lo bueno de los porteños que es bastante.

SANTI: Y dale con lo de quitar lo de SLOW. Corrí el cross pero quedé el último destacado. Eso es SLOW. La paella estuvo genial, por el arroz y la compañía. Carlota está de cine. Ya empezamos a conocernos. Espero que William ande tres cuartos de lo mismo. Presentarlos ya los presentaremos, pero mi Carlota es de lo más exigente, eh?!!! Jajajaja.

RAFA: Te lo agradezco, pero gurú de nada. Un sufridor como tú. Por cierto, en nada te visito, que veo que has creado un blog. Celebro que lo mío te gustase, y no te canses tanto, jejeje...

Abrazos a todos.

mayayo dijo...

Magnifico Pepe! Esa licencia y ese cross oficial son amor por el deporte, y lo que representa. :-)

Puedes estar mas que orgulloso de esa ultima vuelta en solitario, ya lo creo. Una duda: Este finde ví en la tele otro mallorquín deportista como tu, (es un decir) peleando a tope contra un suizo.
Y nos regaló uno de los momentos mas hermosos que recuerdo, al abrazar al desconsolado perdedor.
¡Grandes los dos!

Ese espiritu deportivo, lo dará la tierra? Viene de serie en las sobrasadas, la ensaimada, o la ginebra menorquina? Yo vivi 2 años en Palma, se me habrá pegado algo? Espero...

Un brindis a la salud del mas prometedor de los atletas federados de la temporada. ¡Va por ti, Pepe!

Vic dijo...

¿Torre dels enagistes?
Ainsssssssss, qué tiempos aquellos...tú empezando y yo acabé ahí.