miércoles, 21 de enero de 2009

ENTRENANDO PARA BARCELONA. EL ANARCOPLÁN

Hace ya tiempo que tiré la toalla. Por mucho que se crucen en mi camino carreras tan serias como el maratón de Barcelona no consigo poner orden en el modo de prepararme para tamaños envites. Seguramente es porque soy anárquico hasta para eso, o quizás porque no me apetezca sacrificar los buenos ratos que paso con las zapas en los pies, como si eso de entrenar en serio tuviese que ser sacrificado y por tanto menos divertido. La cuestión es que sí preparo las carreras, pero un poco a mi manera. Cuento un poquito cómo me lo monto:

Salgo unos 4 días de promedio semanal, aunque a veces la familia, el curro o la crudeza de este invierno dejen el tema en 3 sesiones medianamente satisfactorias. Los rodajes que coinciden con uno de los días del fin de semana suelen ser entrenamientos largos y lentos, subiendo el volumen progresivamente hasta llegar al máximo tres semanas antes de la carrera en cuestión. El resto de sesiones no me quitan el sueño: suelen estar sobre la horita de duración y su intensidad depende de mi estado físico o anímico, o incluso de la compañía con la que ruede. Rara vez corro dos días seguidos, aunque ni siquiera eso es una regla fija y si se tercia la rompo sin remordimiento alguno. En los días que no corro suelo nadar, salir con la bici o echar un ratito en la sala de cardio de mi gimnasio, pero sin mucha disciplina tampoco. Reservo al menos un día a la semana para descansar por completo, pero a veces descanso dos porque estoy ocupado esos dos días, no por otras razones más científicas.
Las cargas del entrenamiento las cuantifico calculando el volumen en horas y minutos, aunque a veces considero también la información del fore sobre los kilómetros recorridos. La intensidad, que es la otra variable, he dejado de considerarla en minutos por kilómetro y suelo medirla con el pulsómetro, en función de determinados porcentajes sobre mi frecuencia cardíaca máxima: en los días buenos me muevo entre el 75 y el 85%, y en los rodajes chungos procuro al menos no bajar de ese 75%. También hay veces que salgo a pelo, con el casio para que no se me vaya la olla con el tiempo en el camino, y hago caso a mi cuerpo exclusivamente.

Con todo esto me voy a presentar en Barcelona el 1 de marzo. Será mi cuarto maratón, todos ellos ligeramente por encima de las 5 horas. Creo que puedo merendarme esa barrera, aunque sin muchos alardes, pero como no hay plan hay pocas pistas acerca de lo real de ese reto. Y me niego al 2x6000. Saldré con mi amigo Ángel y que el asfalto me ponga en mi sitio. No sé cómo llegaré a la meta, pero sí sé que a la salida llegaré la mar de feliz.

Salud y buenos rodajes a todos.

11 comentarios:

Victor dijo...

Hola Pepe:
En esos telares anda mi cabeza esta temporada, quizás algunas líneas que leí aquí encendieron la mecha. Yo corro, me gusta correr, una hora, dos,... quisiera correr un maratón pero creo que todavía es pronto. Cuando veo planes de entrenamiento, con series, intervalos y todo eso me da mucha pereza, así que siempre acabo igual, rodando y cuanto más lejos mejor. Ahora con el Suunto, controlando la patata, la distancia es secundaria.

SlowPepe dijo...

Victor: Pues casi almas gemelas, amigo. A pesar de que sucumbí a los cantos de sirena de forerunner lo configuré casi como un pulsómetro del montón. La trampa es que me lo cuenta todo al final, pero no siempre le pregunto.

CoRRoeNCoRVaDo dijo...

Otro para el Barnatón, pero en mi caso he pillado un sub-4h made in Gavela y lo estoy fusilando por completo de principio a fin, aunque no es menos cierto que mis entrenamientos runneriles son de las raras actividades en mi vida donde consigo ser mínimamente disciplinado.

No obstante, si el plan no saliera como es debido y, como bien dices, el asfalto me pusiera en mi sitio, estaré atento por si te veo pasar y puedo subir al bus antes que al metro.

Alex dijo...

Pues como vosotros, me pica el "Barnaton" y quiero que sea mi debut en la distancia, pero en el 2010. Yo tampoco me siento capaz de llevar un plan con series, intervalos y todas esa cosas que dice Victor, de hecho me seducen los planes Gavela por ser a priori los menos torturadoes.
No me estraña que no quieras hacer la prueba 2 x 6000, a mi me parece un infierno.
De todas maneras hay más ciencia y sentido común en tu plan de lo que crees, sobre todo porque será tu cuarta experiencia, y eso amigo, es mucho.

Kal dijo...

¿Hay maratón con media pensión y desayuno? ¿Se puede empezar un día y terminar al siguiente?

Así podría participar yo.

Sylvie dijo...

Pues como de lo que se trata es de disfrutar del camino...que a nadie se le ocurra cambiarte ese anarcoplan tuyo, que siempre funciona...disfrutar entrenando y llegar muy feliz tanto a la linea de salida como a la de meta...(que también llegas sin duda alguna)...

A por el 4º, Pepito!!!!!!!

Besitos.

Ps: la próxima semana voy con los novatos a la media de granollers (más de fiesta que de media...lástima no haber decidido ir para el maratón!!!).

mayayo dijo...

a las barricadas, pepe. :-)

Aunque voy a correr la Marasevi este año la semana antes, igual estoy tambien en Barna con la cámara para verte pasar rumbo a meta, como en MAPOMA, ya te contaré...

animo!

PabloNSN dijo...

Pues "unos 4 días de promedio semanal" está muy muy bien !! Y encima disfrutando de los entrenamientos (y, seguro, que del volver de ellos a casa y reencontrarte con tus niñas...!), que es lo fundamental! Así que te auguro un excelente maratón (no hablo del crono, aunque ¿por qué no?) en Barcelona. ¡Saludos!

santipalillo dijo...

De eso se trata Slow, de llegar feliz y contento a la salida, señal de que lo hemos pasado bien los meses previos.

Carlos dijo...

¿Llegar feliz a la salida?, ¿y de qué se trata pues?.

Además tú ya vas teniendo una experiencia en esto y sabes valorar qué es lo que merece verdaderamente la pena: no tanto la meta como el camino que recorres para llegar a ella.

Y hablando de cosas importantes, ¿qué tal la pequeña Carlota?

Un abrazo. ;-)

SlowPepe dijo...

ELQUECORREENCORVADO: Lo del Rodri me parece de lo más sensato que corre por ahí. Si es que somos unos viciosos y lo hemos probado todo. Ánimos con ese sub 4:00 y lo suyo sería saludarte en la salida al menos. Seguimos en contacto.

ALEX: Pues ánimos con ese proyecto, que todo es proponérselo. Yo empecé medio en broma y estoy ya de lo más liado. Aún así, comparto tu criterio. Y ciencia, la justa para no sufrir de ignorancia.

KAL: Que tú eres como yo pero a lo bestia, hombre de Dios. Vas a correrte uno de esos largos cuando te apetezca. Todo es empezar, aunque no cuentes mucho con la parte canina de tu familia, claro.

SYL: Ahí vamos, despacito como siempre. Suerte con los novatos en "la mitja". Es todo un acontecimiento y os va a gustar. Eso sí, recordad que lo de hidratarse es importante sobretodo durante la carrera, no tanto antes como soléis hacer... besotes.

MAYAYO: Vaya, colega, Marasevi..., algún día, seguro. Y si tropiezo contigo cámara en ristre en BCN me va a apetecer más darte un abrazo que posar, aunque cuenta con ambas cosas. Recuerdos.

PABLO: No dije que 4 fuese poco. Para mí está fenomenal, y me da para terminar en no demasiado malas condiciones. Eso sí, no sacrifico el disfrute por entrenar más duro. Gracias por los recuerdos a las chicas.

SANTI:¿Qué te voy a contar yo a ti? Pues eso, que pasito a pasito seguimos tan enfermos como siempre porque esto de cansarse y disfrutarlo no tiene por donde agarrarse. Recuerdos a la family.

CARLOS: Además voy con un pelotón de amigos menorquines a los que he animado para que venzan al del mazo. Cada vez que lo pienso recuerdo lo que nos contaste sobre la soledad del maratoniano en la línea de salida rodeado de 13000 semejantes.
Las chicas están fenomenal. A Carlota ya la dominamos un poquito más, que el primer mes fue de órdago a la grande. Abrazos.