jueves, 15 de abril de 2010

DE QUÉ HABLA MURAKAMI CUANDO HABLA DE CORRER

Algunos de los que invertimos nuestro escaso tiempo libre en darle a la zapatilla y contarlo después andamos disfrutando de la lectura de lo último que ha salido al mercado literario patrio (aunque escrito en 2007) de Murakami, que no por nada habla de correr.

El libro me parece una auténtica delicia, pero eso tiene escaso mérito a la vista de que era antes un convencido fan de este escritor y habla el libro de la afición que compartimos por salir a correr. No voy a recomendar su lectura porque pienso que cada uno debe leer lo que le dé la gana, pero sí que me apetece desarrollar un par de pensamientos extraídos del libro para plasmarlos en el blog.

Murakami corre cada día. Bueno, él mismo dice salir de media unos 6 días por semana, pero si no sale 7 es porque siempre hay algún día en que no puede por estar demasiado ocupado o no permitirlo la climatología. Al ser preguntado por su afición a las zapatillas la gente suele alabar su fuerza de voluntad para cumplir con tan espartano régimen de entrenamiento. Pero correr para el exitoso escritor japonés no tiene nada que ver con la fuerza de voluntad, y en eso coincidimos muchos de los que un día enfermamos de modo incurable en el mismo sentido: si seguimos corriendo años después de haber comenzado es, sin duda, porque nos gusta y porque hace que nos sintamos mejor. Y esas son las dos razones que resumen todas las demás en mi opinión. El resto de ellas (perder peso, bajar el colesterol o la tensión arterial, controlar los niveles de azúcar en sangre, mejorar la autoestima, acompañar a los amigos, bla, bla, bla,...) no sirven para ir más allá de unas pocas semanas de vida correril.

Murakami empezó a correr cuando cambió su vida de currante (regentaba un bar) por la de escritor. Tantas horas sentado en su mesa de trabajo escribiendo y fumando empezaron pronto a pasar factura a su salud por lo que el tipo tomó la determinación de cortar por lo sano y empezar a correr, una actividad que se llevaba de fábula con su personalidad. Él dice que tiene tendencia a coger peso y debe llevar una vida muy activa para controlar ese tema (por ahí nos identificamos todos los que engordamos sólo con mirar la comida). Corriendo mejoró su estructura física y empezó a alimentarse mejor (y dejó de fumar). Ahora dice sentirse más fuerte y sano que antes.
La gente con tendencia a engordar tiene, por definición, más posibilidades de sufrir por la fragilidad de su salud en la vida adulta que aquellos que no necesitan hacer ningún esfuerzo por mantenerse delgados. Es un hecho que el sobrepeso (la pandemia del siglo XXI como lo llaman los cardiólogos) resulta determinante en muchos accidentes cardiovasculares, y es factor de riesgo de muchas enfermedades (la diabetes sin ir más lejos). Lo que me gusta de Murakami es que le da la vuelta a la situación convirtiendo el problema en una oportunidad: aquellos que deben esforzarse por comer bien y hacer ejercicio para mantener el peso corporal (y lo consiguen, añado yo) siempre tendrán sobre el papel mejor salud que quienes no deben esforzarse por estar delgados (y, se entiende, siguen comiendo mal y sin hacer ejercicio). Aplastante.

Seguimos en la brecha, dándole al trideporte.

Salud, kilómetros y páginas.

Añado algo que acabo de recibir por correo electrónico. Creo que hace algún tiempo que rueda por ahí, de hecho ya lo había leído, pero me parece tan bueno que he decidido colgarlo en esta entrada. De todos modos la foto tampoco tenía mucho que ver con Murakami...

Sabes que ya eres corredor cuando:

* Tratas de convencer a todo el mundo que corra 5 km, "porque eso no es nada."
* Te sabes las distancias a todas partes con una precisión de 0.1 Km.
* Te parece que la diferencia entre 5 min/Km y 6 min/Km es inmensa.
* La enfermera se asusta porque tus pulsaciones están en cuarenta por minuto.
* Tus héroes son todos africanos y ya te estás pareciendo a ellos.
* Proteínas, pasta, agua y frutas son el 80% de tu dieta.
* No corres para adelgazar, sino que adelgazas para correr.
* Te levantas más temprano los fines de semana que los días de trabajo.
* Los viernes te acuestas más temprano que el resto de la semana.
* Sales escondido a correr porque te da pena decirle a la familia que vas por tu segunda carrera del día.
* En un día "suave" corres 10 Kms.
* En el lavadero de tu casa hay un sitio especial para la ropa de correr.
* Cuando viajas, las zapatillas las cargas en el equipaje de mano.
* Eres el único al que no le importa que el ascensor no funcione.
* Ya nadie pelea contigo porque sales a correr un 25 de diciembre.
* Corres 12 Kms, te bañas, te vistes, desayunas y cuando el resto de la gente se despierta te pregunta: "Qué pasa? hoy no corres?"
* No puedes correr en el gimnasio porque la cinta tiene un límite de 30 minutos (de todas maneras correr en cinta te parece una mierda.)
* Ves maratones por televisión.
* Los geles y los energy-bars te empiezan a saber bien.
* Mezclas Gatorade con agua porque "la concentración comercial no es la correcta."
* Desayunas a las 4 de la mañana.
* Te molesta la gente que le llama a cualquier carrera "maratón."
* Cuando la familia ya no te reclama que corres mucho o estás muy flaco.
* Viajas 150 Kms para una competición de 10km.
* Te fijas en las zapatillas que usan otros.
* Sabes más de rodillas que un médico.
* Te puedes tomar 4 litros de agua seguidos.

9 comentarios:

Jose, Josep, José Manuel, Josep Manel, Joseph dijo...

Me lo pulí en 48 h., una delicia... como dices tu. Todo un personaje, me parece genial hacer tu primera maratón, en maratón, al revés, solano, y porque te apetece y punto. GENIAL ¡. Me falta el capítulo de que hacer cuando estás lesionado, como yo ahora, que Gran Putada neng ¡. Salu Y Kilómetros

Paco Montoro dijo...

Libro que no debe de faltar en el estante de todo corredor amigo de los libros. Saludos

carles aguilar dijo...

Asumo toda la filosofía de MURAKAMI... Y por supuesto también hago mías las razones para definir el sentimiento de ser corredor... Ser corredor, sin duda, es fantástico...!!!

Alex dijo...

Soy corredor, cumplo casi todas.Respecto a Murakami, llevo casi 3 años esperando a que se traduzca el libro, me gusta su literatura y me encanta la temática de este libro, todas las reseñas que he visto me han encatado. me lo estoy reservando para paladearlo con quietud.

Gonzalo Quintana dijo...

Totalmente de acuerdo, el primer post de mi humilde blog se llamaba "¿por que corro?". La llamada para empezar a correr puede venir porque deseas dejar de fumar, perder peso, etc., pero la continuidad de hacerlo después de años sólo se debe a una cosa: porque te gusta. As simple as that. Un saludo, Pepe.

maratonman dijo...

Sabio ese Murakami,respecto a las frases finales ya tengo yo varias con las que me indentifico,no todas,a ojos de muchos estamos locos,pero en realidad somos felices por hacer lo que nos gusta y que encima suele darnos de regalo ciertos beneficios para nuestra salud y eso no tiene precio.
Un saludo.

cicli1 dijo...

Me engañas como a un bobo. Yo lei que el te pidio una foto.

mayayo dijo...

jaja, fabuloso judo mental el de Murakami con esa idea: "Benditos los gorditos porque asi cuidarán más su salud"

Vale vale, prometo que yo tambien intentaré hacerme con un ejemplar del nuevo guru del correr zen.
Pero no se si logrará superar al inmortal gurú del ultrafondo...Gump, Forrest Gump.

José Luis Moreno dijo...

Fantástico libro amigo, lo leí hace unas semanas y me encantó: http://silenciollama.blogspot.com/2010/04/resena-de-que-hablo-cuando-hablo-de.html

Encantado de leerte...
Saludos