martes, 6 de abril de 2010

LA BICI DE MI VECINA

Se la he pedido para el Ironman, pero me gustaría tenerla algo antes para hacerme con las nuevas medidas. Los acoples le van a quedar la mar de chulos, aunque no tengo muy claro que mi espalda piense lo mismo, teniendo en cuenta que nos han pasado el tramo de bici a 185 kilómetros.

También he pensado en montarle el Aerodrink, que es ese bidón con pajita que se monta entre los acoples para beber sin perder la posición aerodinámica.

Dice mi amigo Ángel que lo mismo el desarrollo que monta de serie se me va a quedar un poco corto, sobretodo en las bajadas, así que he pensado en montarle un plato de 55 dientes. Lo que ocurre es que montando el plato no me queda mucho espacio para los piñones, por lo que sólo puedo montar atrás uno, y de 5 dientes. ¿Os parece difícil de mover tanto desarrollo o confiais en esas piernas que Dios me dio? Afortunadamente el circuito es bastante llano por lo que si me lanzo fuerte con todos mis kilos la inercia me ayudará a dar pedales, o eso espero. Si monto ese desarrollo tendré que ingeniármelas para alargar el manillar o lijarme un poco las rodillas, para que éstas no golpeen la empuñadura en cada ciclo de pedaleo. Como lo segundo no lo contemplo tendré que recurrir al ingenio para conseguir lo primero. El problema entonces está en la altura del sillín, que es algo limitada. Con el manillar alto y el sillín bajo la posición sobre los acoples será más benévola con mi espalda, aunque algo antiestética porque va a parecer que monto de pie sobre la bici. Quizás lo más importante sea que la distinguiré con facilidad de las otras bicis a la hora de hacer la transición desde el agua. Es que son todas tan iguales y hay tantas que si no es así no hay manera.

Anduve también tras la idea de montarle una rueda lenticular trasera, de tamaño normal, pero lo descarté porque me dijo el mecánico que entonces corría el riesgo de caerme hacia adelante a la menor oportunidad, y la seguridad es lo primero. Con las ruedas de serie, la ventaja es que puedo llevar las cámaras de repuesto como si fueran pulseritas de esas del equilibrio que tan de moda están ahora, y si debo cambiar alguna, se hinchan en dos empujones con la bomba.

Espero que los jueces de Frankfurt homologuen esas pequeñas modificaciones y pueda usar la bici de mi vecina en la carrera. Sobre la vecina me ahorro cualquier tipo de comentario machista para salvaguardar la impoluta imagen que tantos años me ha costado edificar. Soy un tipo decente.

Ale, salud y kilómetros.

6 comentarios:

Gonzalo Quintana dijo...

Je, je. Hombre, si la organización se pone quisquillosa puedes intentarlo con esta que seguro que suaviza el impacto de la transición de bici a carrera. Es nueva.

http://www.elliptigo.com/

maratonman dijo...

Simpatica imagen,si señor¡¡¡.
Que complicado es todo,esperemos que tu bici quede perfecta para el dia en cuestion y te resulte muy comoda.Eso si esperemos que sea algo mas grande que la de la señora porque si no a ver como la encuentras.
Un abrazo y a seguir disfrutando con tanta historia,los retos mas complejos son los que mas se disfrutan antes,durante y despues,has escogido bien.

Jose, Josep, José Manuel, Josep Manel, Joseph dijo...

Me ha encantado el post, y el modelo de bici. Me la pido ¡. De lo otro, tampoco voy a hacer ningún comentario, que también soy un hombre casado.

Salud compañeeerooo.

OMAR dijo...

Hola Pepe:

Acabo de terminar de escribir la cronica de ayer, tengo un momento de internet y curiosamente no me apetece subirla, estoy cansado para eso.

La del 5 fue muy larga, pero la de ayer mucho mas; Solo te puedo resumir que sigo vivo y entero. Si tuviera que resumir no quitaria ni una palabra. Han sido dos dias de la hostia.

Como no queria desaprovechar el momento de la red he entrado a mirar lo tuyo.

Despues de lo de ayer aun he afinado mas, seguro.Ya fliparas cuando lo leas.

En dias estare en Aviles, a ver si te vienes unos dias.

El Omar que sale no soy yo, es una pagina que le acabo de hacer al tal bereber, yo soy Cicli cicli2.blogspot.com

Saludos a todos.

OMAR dijo...

Pepe para la velocidad tienes lo que no hay que tener KILOS;
Las 15 horas son una putada, pero si yo en Lanzarote hize 14:50 en las codiciones de salud en las que estaba,tu no tienes escusa

Carlos dijo...

Jajajaja... Te imagino en esa bici y me recuerda a una broma que vi en la tele: imagínate a Fernando Romay y sus dos metros trece de humanidad diciendo tan serio a cámara que se va a pasar al ciclismo subido en la bicicleta de Vicente Belda, que con trabajo llega al metro cincuenta...

Deja a la vecina con sus juguetes, grandullón, y cómprate una a tu medida.