miércoles, 27 de octubre de 2010

AUNQUE LA MONA SE VISTA DE SEDA...

Como ando aún tras las correspondientes fotos he decidido no ilustrar todavía estas líneas con imagen alguna.

El sábado corrí la Cursa de Fons de Sant Lluís, que organizamos junto con mis compañeros de club. Es una carrera de 10 km por los caminos de la costa sur de la isla, con salida y llegada en el pueblo de Sant Lluís y bastantes cuestas en su circuito.

Estoy peor de lo que creía, esto lo tengo ya claro. Como había muchos debutantes (andamos promocionando el tema) propuse armar un autobús hasta el kilómetro 5. No, no es que hiciéramos parte de la carrera en un vehículo motorizado (lo que sin duda iría contra el espíritu del atletismo, el reglamento de la Federación y algún artículo del Código Penal probablemente), sino que confeccionamos un pelotón de conformistas: unos 15 esforzados y esforzadas comprometidos con el ritmo del más lento. Eso nos llevó rozando los 7 minutos por kilómetro hasta media carrera. A partir de ahí el pacto era "cada uno a su bola". Pensé que mi bola era la de aquellos con los que decidí tirar "p'alante" pero mis previsiones resultaron optimistas en exceso: en la segunda cuesta larga tuve que elegir entre seguir con los demás o continuar con vida, y como no estoy escribiendo desde el infierno sino desde un lugar algo más fresco está claro que decidí seguir viviendo, reduje la marcha y me conformé con terminar lo más dignamente posible a mi ritmo trotón.

Al comentar mi chasco con un compañero de club recibí una buena lección:

- No lo entiendo, pensé que a 5'45" andaría más cómodo. Este verano me movía en esos ritmos sin mucha dificultad...
- Pues es muy fácil. Si quieres correr tan rápido como cuando perdiste peso y entrenaste mucho, adelgaza en serio y entrena de verdad. No hay más secreto que ese.

Vaya. Será eso.

7 comentarios:

Tovarich Javo dijo...

Parece mentira pero los kilos a la hora de correr se notan mucho. Si has engordado, imagínate la carga "extra" de la que tienes que tirar por cada zancada. Así que haz caso a tu compañero, cuídate y entrena para otro IM!

Gonzalo Quintana dijo...

Es más fácil mantener la forma que ganarla en primera instancia. Ahora lo que toca, cuando la cabeza te diga que es hora, es volver a recuperarla y convertirte en un killer nuevamente. Un saludo,

Alex dijo...

Es lo que tiene esta mierda que hay que entrenar y estar lo menos pesado posible "sed dura lex"

cierzo dijo...

Cuando yo empecé, hace un año y medio, me movía entre los seis y siete por minuto y, ni que decir tiene, que estaba siempre más colgado que un chorizo en vigilia.

Tú cuentas aquí que has conseguido tener un grupo en esos tiempos... ¡¡qué envidia!!

Yo ahora estoy pensando en asaltar el 1:45 en una media maratón en Enero (o sea, a cinco clavados), pero me encantaría apadrinar un grupo de gente que se atreviese a correr las carreras a esos ritmos porque hacerlo solo como yo lo hice es muy duro, llegando siempre el último y no viendo a nadie en toda la carrera a partir de los primeros quinientos, eso sólo los que no tenemos vergüenza, como yo.

¡¡Enhorabuena menorquines!!

maratonman dijo...

Asi es Pepe,le peso lastra,nos lastra mas de lo que la gente se pueda imaginar,yo el domingo tengo carrera de 8 kms,asi que estare tambien en el furgon de cola a 6 mucho o 7 y pico el km,que alegria tener un compañero que sabe lo que son esos ritmos,porque me siento de un solo...a ver si esto cambia pronto.Como bien dices habra que adelgazar o si no lo mismo de siempre.
Un abrazo.

SlowPepe dijo...

Dicen que el movimiento se demuestra andando. La verdad es que me va a hacer falta poner manos a la obra. Como siempre empecé la casa por la ventana: me inscribí en el Trail. Ahora hay que prepararlo...

cierzo dijo...

Yo todavía estoy dudando entre hacerla o no, en todo caso sería "sólo" la trail también, pero lo más seguro es que no la haga. Mi segundo hijo nace en Enero, así que mal.