martes, 1 de marzo de 2011

¿PREPARADO PARA EL MARATÓN?

Pues no lo sé, ni podría afirmar a ciencia cierta si lo que llevo en las piernas valdrá para la que me espera el domingo. En fin.

La verdad es que todos sabemos cómo se prepara un maratón: combinamos rodajes largos, una vez por semana más o menos y llegando tan lejos como sea posible sin sufrir una lesión o condicionar las siguientes sesiones de entrenamiento, alguna sesión de cierta calidad (rodajes de ritmo o, los más avezados, entrenamientos interválicos como las temidas "series"), un rodaje semi largo a ritmo de maratón, una carrerita de recuperación y un par de días de descanso (más algo de gimnasio por aquello del fortalecimiento), con muchos estiramientos, comida sana y suficientes horas de sueño. Pues yo, nada de nada.

Si alguno ha leído algo antes aquí sabrá que no soy demasiado metódico entrenando. En realidad pocas veces pienso que lo que hago pueda llamarse técnicamente "entrenamiento" aunque a la larga me prepare poco o mucho para las competiciones a las que me inscribo. No significa eso que cada vez que salga a correr haga lo que me venga en gana o me la sude el siguiente proyecto que tenga en el horizonte. De hecho puede que haya bastante de método detrás de la anarquía porque las competiciones de fondo no se terminan por cojones: se llega a la meta por haber entrenado para ello. Lo que pasa es que la ciencia que puede haber en lo que yo hago está seguramente tan escondida que ni yo mismo sé dónde encontrarla.

Correré el maratón del domingo sin haber entrenado para ello. En realidad me preparo para la ultradistancia de abril y mayo, con salidas "al monte" en un lugar sin monte, largas en la mayor parte de los casos, con mucho sube y baja y combinando correr con caminar sin mucha organización para ello. He llegado a entrenar más de 5 horas (de las que habré corrido de modo intermitente por espacio de poco más de 3), en salidas largas cada fin de semana con la mente puesta entre Pollença y la cuesta del cachondeo de Ronda, sin pensar en correr un maratón en marzo. Pero... ¿por qué tanta reflexión a estas alturas?

El otro día un colega me preguntó si repetía en Barcelona. Le dije que sí y me hizo esa pregunta tan habitual como poco esperada por mí en ese momento: ¿Y qué marca esperas hacer?...

¡Buena pregunta! ¿Qué marca me saldrá? No he hecho el test de 2 x 6000, ni pruebas de esfuerzo con análisis de gases y toma de muestras sanguíneas para el lactato, ni rodajes semilargos a ritmo de maratón ni nada por el estilo. El año pasado hice 4:48. Si hago números, saliendo a 6'40" lo mejoro, pero no sé si puedo correr a ese ritmo porque sencillamente hace meses que no corro tan rápido durante varios kilómetros. Es decir, que tomando como referencia lo que he estado haciendo, esas largas distancias las he recorrido a medias bastante más lentas que 6'40" el kilómetro. Sé que muscularmente estaré bastante aceptable porque mis entrenamientos han incluído siempre terreno de sube y baja, pero unas piernas fuertes no sé si son suficiente garantía para el maratón. Y luego está el asfalto, que no piso desde hace también mucho tiempo. ¿Me castigará demasiado?

Muchas dudas que dan al domingo un interés mayor si cabe. Como no sé cuál va a ser el resultado me siento como un novato, aunque sea mi séptima cita con el maratón, la cuarta vez que complete ese circuito o mi última carrera seria haya sido un Ironman. Admito apuestas.

Salud y kilómetros a todos.


6 comentarios:

Santi Palillo dijo...

Loa acabarás Pepe, el tiempo que tardes da un poco igual, lo importante es que vayas a gusto y sin molestias, además para tí es una tirada larga de domingo.

De todas formas ¡mucha suerte!

Commedia dijo...

ánimo pepe !!!

y si ves que flaquean las fuerzas te paras en un bar de las ramblas y te tomas una cañita... y unas gambas !!!

Tovarich Javo dijo...

Yo pienso (y deseo) que lo vas a acabar. No me puedo aventurar a decir un tiempo porque sería mucho arriesgar. Los entrenamientos anárquicos en el "monte" han sido muy buenos y es una buena base en la que sostenerse.

Mucha suerte!

maratonman dijo...

Tomatelo el maraton como un buen rodaje largo,como un paso para tus distancias mayores que te esperan,como un entrenamiento y como tal sal sin presiones, a disfrutar tardes el tiempo que tardes,quien sabe igual te sorprendes.No puedes esperar mucho porque no la has entrenado a conciencia pero tambien es cierto que si hay alguien completamente impredecible ese eres tu,asi que el domingo puede pasar de todo,pero no te olvides de disfrutar.
Un abrazo.

Victor dijo...

Con calma y sin mucha complicación Pepe. Cuándo te des cuenta estás entrando por la meta. El cronómetro lo miras al final, mientras estiras un poco.
Un saludo.

Lander dijo...

Que disfrutes del maratón Pepe, seguro que así será. Esta semana he estado cotilleando la página del maratón de Barcelona y tiene muy buena pinta, quizá el año que viene...

Un saludo y mucha suerte.