jueves, 29 de marzo de 2007

DISFRUTANDO



En psicología deportiva se dice que cuando los objetivos marcados no son realísticamente alcanzables el atleta se ve abocado a la frustración, y aparece la amenaza del abandono flotando en el entorno. Al contrario, cuando lo que siempre había sido un sueño deportivo se vuelve realidad su protagonista acostumbra a alcanzar un estado de paz interior con respecto a la práctica de ese deporte que, correctamente canalizado, lleva al sujeto a otro nivel con respecto a esa actividad.

Dice mi señora madre que cuando una cosa se me pone entre ceja y ceja soy capaz de olvidarme del mundo entero para perseguir ese objetivo. Cuando empecé a correr ya sabía que tenía que terminar un maratón. Mis circunstancias personales no han sido sino barreras en ese camino. Una genética poco agradecida, un sobrepeso evidente, una jornada laboral demasiado larga y muchas otras actividades a las que atender dejaban poco espacio a grandes retos, pero empecé a correr, como diría el "Godot" de Samuel Beckett un día igual que otro día, seguí un plan de entrenamiento decente y conseguí no sin sufrimiento terminar mi maratón.

Hoy recojo los frutos de mi particular logro. Estoy viviendo el lado dulce de esto del correr. Sin la presión de las competiciones ni las marcas a corto plazo he vuelto a salir con regularidad, escuchando a mi cuerpo, y DISFRUTANDO de cada zancada, de cada camino, de cada paraje y de cada gota de sudor que mi organismo expulsa de un modo purificador. Llego a casa cansado y feliz, y con ganas de un poquito más. Añado a mi entrenamiento actividades complementarias como son la natación y la bici, a las que les meto la dosis de dureza suficiente como para que resulten divertidas, y me entrenen sin cansarme las piernas para poder correr al día siguiente. Supongo que es aquí donde quería llegar.

Los próximos retos me los planteo desde la tranquilidad. En unos días revisaré calendarios de carreras y trabajo, y sabré si puedo darme una vueltecita peninsular para hacerme con algún dorsal de recuerdo. Si eso no es posible, sin ningún problema seguiré disfrutando sin más de todo esto hasta el mes de junio. Entonces empezaré un plan serio para preparar, como mínimo el medio maratón de Menorca (finales de septiembre). El reto bueno, tengo que terminar de decidirme, es el 21 de octubre, en Palma de Mallorca: el Tui Marathon, una carrera prácticamente alemana en España, con 3000 corredores y una organización por todas partes alabada. Veremos...
Salud a todos, que para como está el patio es lo mejor que se puede desear.

10 comentarios:

Santi Palillo dijo...

Vuelvo a cargar la páginatras dejar un comentario y sacas un post donde respondes a mi pregunta, entonces será el Tui Marathon... la época es perfecta, buena elección y cerquita de casa.

Sigue disfrutando, creo que es la única manera de permanecer muchos años en este deporte.

El medio maratón de Menorca ¡hummmm! qué tentaciones me entran, da más datos Pepe.

SlowPepe dijo...

SANTI: Decía el Spanjaard que España es un país de picaos. El Tui Marathon lo corren fundamentalmente alemanes, en gran número, y con 4 horitas terminas en la mitad de clasificación. Eso me asegura suficientes compis en el pelotón de cola.
La media de Menorca (tú lo has querido): 200 corredores, cuidada organización, circuito llanito, temperatura ideal (finales de septiembre) y la isla en su mejor momento (sin apenas extranjeros ya)... y dile a Pepi que la vamos a llevar a comer la mejor caldereta de langosta del mundo, jejeje. Un abrazo.

ELMOREA dijo...

Slow, has confesado como un pichon, es la caldereta esa de langosta la que te hace mantenerte con ese tipin?
Jodo, si es que utilizais las carreras para poneros hasta las patas....asi no hay manera, jajaja.
Por cierto, de aqui a nada, voy a mandar a mi patrocinador a tomar por rasca y me hago con el forerunner que me tiene tan enganchao como a ti.
Voy a ir acumulando bonos. Calculo que me a costar su precio mas dos pantalones, una camiseta, un perfume de algun diseñador que se hizo famoso diseñando otras cosas y un colgante, amen de varias mañanas perdidas en mercadillos y dos dias de tiendas. Con eso, aplacaré a la fiera y no podra decir ni pio.

SlowPepe dijo...

ELMOREA: La carrera es el gancho, a lo que se viene es a meterse la caldereta que es algo de sabor celestial. Mi tipín es genético y trabajado. De no ser así anda que iba a tener yo un nick tan pobre como el de Slow en un mundo de carreras, jejeje.
Lo del fore va a tener para ambos un coste aproximado. Ceder a las presiones de la jefa obra milagros, pero no va a ser de modo inmediato.

merak dijo...

pues sí... es la mejor parte... la de después.. esa es en al qeu estoy yo ahora jejeje
así qeu a finales de septiembre...
abrazos

SlowPepe dijo...

Buenooooo... Otro que no quiere perderse la caldereta. Y este sabe de que va el rollo, que conoce bien el lugar. ¡Qué miedo me dais!

Nekerun dijo...

Joer como está el patio, es nombrar un menú y no veas como se remueve el ambiente, jajajajajaja. La verdad es que suena muy bien, pero tu pequeño paraíso me queda demasiado alejado por el momento. En fín.

Elmorea, jajajajajajaja, así que ya tienes estimados los daños colaterales, ¿no?, jajajajaja, me partooooooooo.

Abrazos mil a todos.

CICLI dijo...

En el nuevo camino interior que has comenzado a recorrer como corredor te aconsejo un libro "El zen de correr" de Ed. Integral , creo que lo tengo por Maó , se lo puedes pedir a Caterina que con gusto te do daria , esta en la biblioteca de la "oficina"

Un saludo y disfruta , recuerda que la base de cualquier exito como corredor , donde se sustenta todo por encima incluso del entreno es el disfrute.

Si no disfrutas no llegaras muy lejos

Sylvie dijo...

A mi no me tentéis, que no veas las ganas que le tengo a Menorca...
Me gustan los retos que te propones, seguro que disfrutando, tal como lo estás haciendo ahora, conseguirás lo que quieras.

En cuanto a la media de Almansa,...te han hablado y con razón...de lo mejorcito de estos lares, cuidan al corredor como en pocas carreras, a todos los niveles...así que si te animas, no tienes más que decirlo.
No sé la fecha este año, pero si nada lo evita, la correré también...y si vienes, la corro contigo.

Besitos.

SlowPepe dijo...

NEKE: Dice Sylvie algo así como "a bambar que son dos días", ¿no?. Pues aplicándonos el cuento desde el punto de vista gastronómicooo...jejeje.

CICLI: Ya tengo ese libro, si es el de Daniel Dreyer (o algo así). Magnífico, estamos de acuerdo. Y disfrutar es lo que me mueve, eso está claro.

SYL: Si no vienes por aquí es porque no quieres (vaaaale o no puedes). Si cambias de opinión podemos pedir caldereta de langosta para unos cuantos, jejeje.
Almansa, 19 de mayo. No prometo nada pero voy a estudiarlo con detenimiento. Un íntimo amigo mío es de ahí (aunque no creo que esté por esas fechas).

Besos y abrazos