miércoles, 21 de marzo de 2007

PARAGUAY

Acabamos de volver a casa. El viaje ha sido largo pero sin sobresaltos, pese a la gran cantidad de vuelos y conexiones por los que hay que pasar desde Asunción hasta Menorca. Ciudad del Este, Sao Paulo, París y Barcelona han sido escalas obligatorias, pero quitando las incomodidades de tanto vuelo y más espera, no hay queja alguna sobre la logística del viaje, teniendo en cuenta que no teníamos reserva en ningún vuelo durante todo el itinerario.

Ahí va una reseña de lo que han sido estos días. Quizás si tuviera un lugar en la red donde alojar las fotos como todo hijo de vecino no tendría que aburrir al personal con historietas familiares, pero como eso es una utopía de momento, cuelgo aquí unas cuantas imágenes que bien podrían resumir estos días de vacaciones.


El país está tratando de salir del socavón de progreso en el que se encuentra. En esta foto la carretera recientemente asfaltada cerca de San Bernardino contrasta con los "obstáculos" con que uno puede topar si no anda con mucho ojo al volante.


Lara es mi nueva sobrina, y uno de los dos motivos más importantes del viaje. No la conocíamos aún, y sólo desplazándonos íbamos a tener esa oportunidad. Es un primor, y nos tiene el corazón robado como en su día nos lo robó su hermanito Santi, mi otro sobrino del otro lado del charco, y el otro motivo del viaje.


Aquí sí se puede ver a mis dos únicos sobrinos. La foto la tomamos el día del bautizo de Lara, que celebramos aprovechando el viaje. Mayte, mi Santa como diría alguno, también posa para la posteridad.


Con mi hermano Pablo en el lago Ipacaraí. Paraguay es un país sin costa pero muy vinculado al agua. Río, cataratas y Lago. A las cataratas no pudimos ir por la amenaza de dengue, que era en principio más temible en esa parte del país. Luego, cuando el brote de la enfermedad se trasladó a Asunción decidimos visitar Buenos Aires. Al final no hubo modo de realizar el salto a la capital argentina por problemas con los vuelos (básicamente no había un sólo asiento disponible para el fin de semana).


LA VACA. Mi hermano Pablo es un loco de esto del volar. Cuando no trabaja se le puede encontrar con frecuencia por el aeródromo de Yvytú, volando con esta reliquia de más de 50 años sin motor, buscando cuervos en el aire para dar con las corrientes térmicas de aire caliente que permiten ascender al planeador. De todos modos el de la foto es el que esto suscribe, jejeje.

En el aire con LA VACA. El nombre se lo pusieron a la vista de lo que "le gusta el pasto", ¡¡en referencia a lo poco que se mantiene en el aire!! Aún así, nosotros volamos con LA VACA todo lo que quisimos, aprovechando un buen día de térmicas y la pericia del piloto.


Otra de las actividades estrella del país, las reuniones a manteles. Cabe decir que el contenido del plato no era sólo para mí, ya que Mayte esperaba en la mesa con la guarnición esperando su parte (véase que casi todo está duplicado). La carne es sabrosísima por esos lares. Lo que parece un bizcocho es la llamada sopa paraguaya, la única sopa sólida del mundo. Unos días más en Paraguay y tengo que salir del país rodando, jejeje.


¡¡CORRÍ!! Convencí a mi hermano Pablo, a su mujer Vivi que está tras la cámara y a Larita para dar un paseo por el parque Ñu-Guazú, y bañados en repelente para mosquitos aprovechamos el clima benigno del domingo, ellos para pasear y yo para rodar poco más de 7 kilómetros en progresión, empezando a más de 6 y terminando con fatiga a 5'35. Al día siguiente tuve agujetas, ya en el avión.

Ahora empieza la vida que debe haber después del primer maratón, en lo que debería ser el camino hacia el segundo. Hay que replantear objetivos a corto, medio y largo plazo, y volver a la senda de zapas y sudores, planteándome cómo seguir con esto del blog. Lo único que sé es que mañana trataré de salir a disfrutar del rodaje que corresponda con la misma alegría con que preparé el maratón.

12 comentarios:

irishdecai dijo...

Que alegria Pepe lo bien que te lo montas. Es un gusto ver que alguien se lo pasa asi de bien y como dices ahora despues del relax, poquito a poco a marcar objetivos.

ELMOREA dijo...

Desde la mas profunda de las envidias insidiosas, te indico:
a.-Pareces el cristo ese de Brasil con los brazos extendidos.
b.-Jodo con la gastronomia paraguaya, se huele el colesterol desde aqui.
c.-Bien por lo de correr. Hay que correr alla donde se vaya, aunque solo sea por decir que se ha hecho.
d.-El segundo debe ser pan comido, ahora ya sabes a lo que te enfrentas, no como otros.
Saludos y a correr

SlowPepe dijo...

IRISH: Estoy un poco como tú tras las vacaciones, algo más bajo de moral y forma. Ahora hay que encontrar el modo de recuperar la línea y volver a entrenar de un modo decente. Como tu dices, poquito a poco.

ELMOREA: A ver, Paul Tergat, por partes:
a.- Como nunca he sabido cómo ponerme para las fotos me da por hacer tonterías a mis treintaymuchos, es lo que hay.
b.- Carne buena y abundante, mucha fruta tropical y pocos fritos, la verdad. En esa parte del mundo la palabra "asado" no es un adjetivo sino el nombre de la mejor de las reuniones.
c.- Tenía previsto correr más veces, pero el parque con sus laguitos era la morada preferida de una extensa familia de mosquitos del dengue, y nadie dijo que correr tuviera que ser un deporte de alto riesgo...
d.- El segundo será jodido. No hay maratón fácil, eso sí lo he aprendido y lo verás tú muy pronto amigo. Cuando estés cara a cara con los 42 sabrás un par de cosas nuevas sobre la vida.

Abrazos a ambos

CICLI dijo...

BUENO CHATO YA TE TE TENGO DE NUEVO "EN CASA" , CREO QUE NO ME VIOLVERE A SA ROCA , QUE IRE AL DESTINO HABITUAL DE LOS ULTIMOS VERANOS . S.C. PARECE SER QUE FUE TODO UN MAL ENTENDIDO

Sylvie dijo...

Bienvenido a casa pepito...ya veo que te lo has pasado en grande...que has comido a lo grande (compartido, dice...ya), que has volado a lo grande y que has disfrutado de esa pequeñaja Lara también a lo grande.

Si todo lo has hecho a lo grande, el fondo no lo habrás perdido...ahora...a pensar en nuevos retos.

Besitos.

SlowPepe dijo...

CICLI: Me alegro de que la sangre no llegue al río. Lo de la comuna budista era pintoresco pero habrá que aguantarte por Mahón otra temporadita, jejeje. Mantenme informado al respecto.

SYLVIE: Juro por Filípides que lo del plato era a medias. Amplía la foto si tienes valor y cuenta manjares por duplicado (con la variedad disponible...). Los nuevos retos ya me bailan por la cabeza. El problema es que cada vez que pienso en ellos les doy 42195 vueltas. Besotes, hermanita.

anita dijo...

LA FOTO DEL AVION ES IMPAGABLE!!!! Y NI HABLAR LA DEL "BUFFET"!!

A VER ESOS RETOS! CONTA...

SlowPepe dijo...

Uy, ANITA, contar, de momento lo justo. Ya conté que me iba a Buenos Aires y mira qué pasó. Lo único es que puede que 2007 no sea sólo el año de mi primer maratón (a lo mejor es también el del segundo). Si me decido será para hacerlo un poquito mejor, eso seguro.

Tetovic dijo...

Uff, ¡¡que envidia de viaje!!! ¿Habrá algo más bonito en la vida que conocer mundo??

Lo del avión ese sin motor... ¡¡que pasada!! ¡¡Y que huevos!! Yo no me hubiera subido ni de coña, jejeje.

Ahora que ya estás de vuelta deberías d disfrutar de correr sin más. Los objetivos apareceran solos.

SlowPepe dijo...

TETOVIC: Lo del viaje es un "problema familiar". Somos 4 hermanos y estamos repartidos por el mundo. Lo del planeador fue una osadía con la que me atreví porque quería hacer cosas com mi hermano, por las pocas oportunidades que tengo normalmente. Y lo de correr ya lo tenemos en marcha. Saludos.

Nekerun dijo...

Ya, ya....para tu santa que te espera en la mesa...todo duplicado...si claro.....:-P

Se te acabó lo bueno ¡¡ya puedes estar poniéndote las pilas!! jajajajaja, como me gusta ser el abogado del diablo.

Bienvenido de vuelta a casa.

Santi Palillo dijo...

¡Qué post más chulo!, me ha encantado por muchas cosas, si quieres poder colgar fotos hay mil sitios donde hacerlo, Blogger tiene el suyo propio a través de Picasa, pruébalo y verás que sencillo.

Mis vecinos vuelan en esos aparatos pero nunca he aceptado sus invitaciones ;-)

¿Cual será el segundo maratón Pepe?.

Que curioso, tu sobrino se llama Santi (como el del medio de Ana) y mi hijo Pablo.