miércoles, 4 de julio de 2007

DAY IN, DAY OUT

Que esto no va a ser un camino de rosas es algo que yo ya sabía. El entrenamiento de ayer terminó de confirmar todas las sospechas en esa línea. Por las cosas del currar, tuve que aparecer en la pista un poco después de las 13:00 horas, con el Lorenzo calentando de lo lindo y un tentempié bailando por el estómago. Después de rodar un buen progresivo y hacer con escrupulosa exactitud los ejercicios de técnica de carrera y dos diagonales fuertes empezó la sesión propiamente dicha.

Modulaciones cortas. Eso era lo que el Coach tenía previsto para el día de ayer. Algo parecido a las clásicas series, pero adaptado a mi plan de entrenamiento concreto. Sobre el perímetro exterior de hierba de la pista municipal de atletismo debía dar una vuelta rápida (475 metros), en 2'15", y una vuelta de recuperación por debajo de 3', repitiendo el ejercicio sin parar hasta 5 veces. Al controlar la recuperación y hacer que ésta sea cada vez más corta, el ejercicio se acerca mucho a la realidad del fondista: ritmo elevado y sostenido, esa es la idea.La primera vuelta rápida salió demasiado bien: 2'04". La manzana que danzaba amenazadoramente por mi estómago intentaba salir del mismo por donde había entrado. Los esfuerzos por mantenerla en su sitio dejaron de ser efectivos a la tercera vuelta. El malestar se hizo insoportable, aparecieron las náuseas y, al poco, sobrevino el vómito. Tras parar, beber un poquito de agua y recuperar el resuello traté de seguir. Pude con una repetición más. El estómago seguía quejándose, las piernas no andaban y la cabeza me decía que corriera otro. En ese momento resuelvo que lo mejor va a ser mandarlo todo al carajo. Bueno, sigo, pero al trote cochinero, con la moral por los suelos y el aparato digestivo en plena rebelión. Finalmente decido dejarlo, ir en busca del Coach y presentarle mis excusas por tamaña exhibición de flojera, falta de arrestos y pésima digestión.

Hablando con el Coach llego a la conclusión de que esto son cosas que pasan. Cada vez que me veo con él para entrenar trabajamos sobre ritmos que para mí son exigentes, y a los que no estoy para nada acostumbrado. Estoy mejorando, esto lo noto, pero no quisiera pagar un precio demasiado alto por ello. Lamento haber pinchado ayer. Lo lamento por mí y por el Coach, porque lo que yo hago me ilusiona a mí pero también a él, y mis miserias son las suyas.

Voy a correr un tupidísimo velo sobre el entrenamiento de ayer. Voy a aprender de lo que hice (comer una manzana 5 minutos antes de empezar a correr fuerte y a 30ºC) y a borrar justo después, todo lo que pasó. A ver si soy capaz de retomar el plan de entrenamiento donde lo dejé, y no me vuelve a pasar nada de todo esto.

13 comentarios:

Spanjaard dijo...

No hombre no, es 'apple in, apple out'. Cuidadín con los excesos.

SlowPepe dijo...

Equilicuá, Spanjaard, la manzanita, el calor, el paquetorro en pleno esfuerzo y las peras pedidas al olmo. Recojo el consejo, cuidadín.

ELMOREA dijo...

La culpa la tienen las medias tintas.
Un tio tan grande como tu, se come un cocido o unas fabes y no anda con mariconadas de manzanitas y eso. Si es que tanto verde no puede ser güeno. ¿tu has visto algun grillo de 90 kilos?
Y ahora en serio. No me seas animal, que casca mucha caloooooó...

Wild Runner dijo...

¿Y por qué no cambias el entrenamiento para las 8 de la tarde o así?

En cualquier caso no te desesperes. Esos entrenamientos los tenemos todos y, aunque son desagradables, también sirven. No le des muchas vueltas, simplemente sigue y, como bien has dicho, toma nota de lo aprendido.

Ya verás como el siguiente sale mucho mejor ;)

Spanjaard dijo...

Hombre, a ver si ahora el muchacho le va a coger gusto y empieza como dice Elmo a salir a correr tras media docena de manzanas asadas, un cocido maragato o una lasagna de anchoas. :)

Pep G Pinel dijo...

pinel10No me hagas mucho caso, mis conocimientos de medicina no pasan de ver alguna vez "Saber vivir" del inefable Torreiglesia, pero yo tengo entendido que cuando haces la digestión sube la temperatura corporal. O sea, Hot in and Hot out, y tu regulador de ventilación no da abasto. Yo por si acaso sólo tomo líquidos al menos dos horas antes correr.
De todos modos no te preocupes, por experiencia se que estos tropezones enseñan muchísimo a conocer tu cuerpo y sus prestaciones.
Salu Slow'IM'Pepe

Pep G Pinel dijo...

La anterior entrada es de Pep Corsari, no se porque m'ha salido el nombre real????
joder con la mágia de la informática...

Santi Palillo dijo...

Un día malo lo tiene cualquiera, ya vendrán los buenos.

Ánimo Pepe.

SlowPepe dijo...

Bueno, supongo que todo forma parte del aprendizaje. Como dice el Coach, no estoy muy hecho que se pueda decir. Será cuestión de "hacerse"...

merak dijo...

joder chaval, ponerte a entrenar a la una... se te ha ido la olla definitivamente... anda... cuando era ese medio ironman??? jejeje
abrazos

Sylvie dijo...

Si es que niño, tú te crees que estamos en Enero???...

Lo que me deja alucinada es que te disculparas por sentirte así...no digas tonterías, hombre...uno no elige los días OUT...y si los elige, es pa irse a Cuenca (ays, qué tontería!...yo sola me estoy riendo).

Besitos bonico...y venga, a seguir p'alante.

anita dijo...

Arriiba ese animo PEPE!!!! que el calor es terrible por alla veo!

beso!!!

Marcelo dijo...

Me paso lo mismo el jueves Pepe. Son dias donde hay que hacer lo que se pueda y no pretender peras del olmo.