miércoles, 21 de febrero de 2007

LA VIDA CONTINÚA, Y FALTAN DIEZ DÍAS


Después de los últimos acontecimientos, tengo la necesidad de pasar página y mirar adelante iluminado por todas las cosas buenas que tiene la vida. En el horizonte se recorta ya la línea de salida de esa locura de carrera a la que me apunté casi sin pensarlo y se ha convertido ya en parte importante de mi vida. Menos poesía: faltan 10 días y estoy empezando a sufrir los efectos del acojone de los 42 km y pico. Estamos en casa ya hablando de la logística de la carrera, y decidiendo dónde colocar a la familia sobre el mapa del recorrido, por cuestiones de avituallamiento sólido, líquido y sobretodo anímico (parece que el km 30 va a soportar el grueso de las animadoras). También los entrenamientos están ya condicionados por la inmediatez en los plazos: a cada día de rodaje le sigue un día de descanso, para ir asimilando el trabajo pasado y presente, y llegar al día D con la mayor frescura posible. Mañana, en esa línea, tengo una sesión rápida, de 8 km en la que mis acompañantes deben llevarme en progresión hasta acabar a un ritmo decente para muchos, galáctico para mí, cercano a los 5 minutillos por km. El viernes descanso, el sábado última tiradilla "larga", 16 agradables kilómetros también en progresión. Domingo descanso total, lunes 10 km, martes descanso y miércoles último rodaje, 7 km felices. Jueves, viernes y sábado leyendo mucho y comiendo macarrones y el domingo a por ellos.
Bueno, también tenemos una comida pendiente en Barcelona, organizada por la gente de Carreraspopulares.com (que es ya mi club), y que amenaza con ser de lo más interesante. Los foreros de Barcelona se han tomado infinidad de molestias para agasajar a los compañeros visitantes, haciéndolos sentir menos foráneos. No es tanto mi caso, pues soy barcelonés de nacimiento, y mi madre vive en la ciudad, pero entiendo que para los que se enfrentan, a lo mejor en solitario, a una fría habitación de hotel esa comida y la compañía es una idea magnífica. Además la oportunidad de poner caras a todos los nicks con que uno se relaciona en el foro y conocer así gente afín es algo que no me perdería por nada del mundo. Mucha salud y buenos rodajes a todos.

13 comentarios:

ag dijo...

El día M se acerca, ya estás casi en la largada... que bueno eso, veo que tenés todo perfectamente programado y engrillado, como un una máquina de reloj. Osea que a disfrutar de tu acojone!! jeje...

SlowPepe dijo...

Sí, ANITA, 9 días y descontando. No he estado mucho por pensar en ello últimamente, pero ya me vienen a la cabeza los recuerdos de esas tiradas de treintaytantos, y cómo me sentía de cansado al final de las mismas...

Cristina dijo...

Mucho ànimo para afrontar esos 40...y pico de kilometros, ya quisiera yo tener la fuerza de voluntad suficiente como para entrenar al nivel que lo estás haciendo tú, y además tan bien planificado...mucha suerte Slowpepe..porqué estoy segura que está vez no serás slow...slowly...besos

SlowPepe dijo...

CRISTINA: Gracias por los ánimos, que los voy a necesitar. Lo de entrenar es ya un poco un vicio. Alternar día de entreno-día de descanso me va fenomenal ahora, porque mis piernas están siempre frescas y puedo correr un poco más rápido, pero lo de SLOW es genético, créeme, y va a ser difícil que eso cambie. Besotes.

merak dijo...

... pues sí, ya no te queda nada.
espero que te lo pases bien en esa comida, conocerás a gente estupenda, ya lo verás.
abrazos

Sylvie dijo...

A alguna carrera voy yo también ese día creo recordar, pero no sé ahora mismo...da igual...el caso es que te llevaré también conmigo para poder pasarte toda la energía que me sobre (que mi carrera es más cortita) en los momentos más durillos (que no serán muchos seguro).

Te encantará ir a esa comida...puf...yo me muero por conocer a Atenas...a ver si un día de estos me la arreo por allí a correr.

Lunes, martes y miércoles, proteínas...para descargarte de hidratos y así asimilarlos con más ímpetu a partir del jueves.
Trucos de esos del J.Rey a los que yo hago mucho caso:
esa semana bebe un vasito de isotónico todos los días...
y acostado y con las piernas parriba en la pared 5min antes de irte a dormir cada noche.

Besitos.

SlowPepe dijo...

MERAK: Tomo nota. Lo de la comida es una magnífica idea. Si tienes alguna receta pal canguelo ya me contarás. Abrazos.
SYL: Susórdenes!!! Descarga, carga, isotónico, pies en alto,...joder qué complicado es todo. Pensaré en el troncomóvil, con la monjita conduciendo y el jaimito de copiloto. Besotes.

Jaime dijo...

!!Que bien se te ve!!

Lo vas a pasar bien con esta nueva mafia que te vas a juntar de carreraspopualres. Es muy agradable ir a cualquier carrera y quedar con gente.

La comida la haremos de todas formas en vegetariano o no.

Un abrazo y a disfrutar de la expectativa cercana.

Anónimo dijo...

¡Eres el mejor! Descubrí tu blog por casualidad e inmediatamente me he sentido totalmente identificado. Hace un año empecé a correr por eso de intentar reducir alguna que otra talla, nunca había corrido, porque de ser soy más de agua que de tierra y siempre había nadado y nadado y lo de correr lo hacía (hago) como un pato. Sin embargo, me enganché, y tras varios cientos de km a mis espaldas estoy empezando a observar algunas mejoras. Soy del grupo de los paquetes, 6 min/km es una velocidad sideral para mí, y casi todo mi entrenamiento está destinado a mejorar este punto.

He seguido tus vicisitudes con especial cariño, ya que siendo de Barcelona, vivo en Madrid, pero mi lugar preferido en el mundo está en Menorca. Paso veranos hace incontables años en Maó, y en parte siento una sana envidia al ver donde resides. La envidia se convierte en profunda admiración al ver el camino que has emprendido hacia la maratón, y aunque mis objetivos son mucho más modestos (la San Sebastián -Behovia de este año), quizá y gracias a tu ejemplo me anime y el año próximo aparezca en el maratón de Madrid o en Barcelona.

Tus esfuerzos han empequeñecido y puesto en su contexto a los míos, y me están ayudando a esforzarme mucho más. Tu enfoque científico con toneladas de corazón es impresionante.

He sentido lo de Vodka. Animo. Y el domingo a triunfar. Esperaré tus resultados con ansia y admiración.

SlowPepe dijo...

JAIME: Sabes que ambos tenemos esa batallita contra los kilillos en marcha. Yo a ti no te veo tan mal, pero como sé que te preocupa pienso que deberías tener en cuenta el enorme desgaste al que estás a punto de someterte. Si ahí tu alimentación es combustible de calidad (con algún caprichito, claro) te vas a poner hecho un pincel... y me deberás una comilona, jejejeje. Si no es así, pagaré yo (y soy catalán) pero me daré el gustazo de compartir mesa y mantel contigo. Un abrazo.

SlowPepe dijo...

ANÓNIMO: Si hubieras firmado el comentario sabría a quien darle las gracias por esas palabras tan bonitas. Yo soy un "paquetorrín" por genética, pero tengo mucha ilusión por todo esto que hago ahora. Ha cambiado mi vida, y ahora forma parte de mí. Yo lo veo como algo que disfruto, y lo hago del modo en que me aporte más, por eso no estoy muy preocupado de ir deprisa, mejorar mucho, y todo eso. Lo que venga, ya vendrá. Celebro que te identifiques con cosas que me pasan, porque al final todo esto está ahí, al alcance de la mano de quien lo quiera tomar: sólo hay que calzarse unas zapas y salir a trotar despacito, y lo demás viene solito. Si vienes por Menorca podrías hacérmelo saber. Estaré encantado de conocerte, y hasta te puedo llevar a correr por sitios perfectos para esto, con las vacas pastando como únicos testigos. Bueno, ya contestarás, y acuérdate de firmar, aunque sea con un nick, para saber a quien me dirijo. Un abrazo también para ti.

SlowPepe dijo...

Se me olvidaba... tus esfuerzos no se empequeñecen ante los de nadie, porque son los que tú puedes hacer. Si das el máximo eres un héroe, independientemente de dónde esté ese máximo. Y la Behobia es una carrera dificilísima y hermosísima a la vez, con público en todo el recorrido que anima a rabiar. Felicidades por ese objetivo, amigo.

Santi Palillo dijo...

Los alrededores del km 30 son tremendos, pero una vez que los superas... ¡subidón hasta la meta!.

Entras en lo mejor de la preparación maratoniana: los últimos días.

Trabajo realizado, pletórico de fuerzas, semana de bajada en el esfuerzo, buenas comidas, hidratación, preparativos, viaje, recogida de dorsal en la feria, ver la línea azul por todas partes y esa comida/quedada con los locuelos de carreraspopulares.com.

Y de pronto, sin que suene el despertador, te levantarás y saldrás al encuentro contigo mismo.

Disfruta Pepe.